Consejos para el cuidado de las patas de los perros.

Estas son algunas recomendaciones indispensables para que tu amigo peludo continúe saludable.

El peso de los perros lo sostiene sus dedos, por lo que cuidarlos es muy importante. (istock)

¿Se ha imaginado alguna vez qué sucedería si no contara con la protección de sus zapatos para desarrollar su día a día? ¿Cómo cree que terminarían sus pies luego de una extensa caminata o una intensa jornada de juegos? ¿Podría resistir las altas temperaturas del asfalto en los días calurosos?PUBLICIDAD

Quizá no se haya hecho esas preguntas, pero sí le preste mucha atención al cuidado de sus pies, ya que son parte importante de su cuerpo.

Lo mismo pasa con los de su perro. Sus patas a menudo pasan desapercibidas ante nuestros ojos y solo les prestamos atención cuando hay cojeras o manifiestan dolor en alguna de sus extremidades.

Aquí le contaremos cuáles son los principales cuidados que debe tener para que su amigo peludo continúe saludable y pueda seguir acompañándolo durante caminatas, ejercicio, juegos, etc.

Anatomía y fisiología de las paticas

Antes de hablar acerca de los cuidados de las patas, vale la pena conocer sobre la anatomía y la fisiología de las extremidades de nuestras mascotas.
Contrario a lo que se cree, las patas no solamente sirven para dar soporte a todo el cuerpo, sus funciones van más allá de la locomoción.

Los perros son animales digitígrados, es decir, el peso del cuerpo se sostiene en sus dedos y no en los talones, como en los plantígrados; esto hace que los dedos sean en extremo importantes y, también, les otorga la característica de ser más veloces y sigilosos.

La mayoría de peludos tienen cinco dedos en cada una de sus patas delanteras y cuatro en las traseras, para un total de 18. Sin embargo, en algunos perros o razas, la sumatoria puede llegar a 20 o 22, ya que se pueden presentar dedos internos, más conocidos como espolones, que si bien no tienen una función determinada (por lo que en algunos casos se remueven), se dice que son vestigios de dedos pulgares.

La típica huella del perro está dada por las almohadillas digitales y por la almohadilla palmar o plantar. Estas estructuras serían como la suela de nuestros zapatos, ya que protegen los huesos de la pata, al amortiguar el impacto del paso, incluso cuando andan por superficies filosas, ásperas o rugosas; aíslan de temperaturas extremas y, también, ayudan a disipar el calor, porque cuentan con glándulas sudoríparas que enfrían mientras evitan la resequedad.

Además, en sus patas delanteras, los perros cuentan con una almohadilla extra (la almohadilla carpiana), que ayuda como freno y les permite andar más tranquilamente en suelos resbaladizos o empinados.

Cuidados paso a paso

Para mantener la salud de las extremidades de su mascota, es necesario revisar y cuidar constantemente el estado  de las patas.

Almohadillas protegidas

1. Antes de realizar paseos o alguna actividad física, prefiera las zonas verdes o chequee la superficie del suelo para evitar frío o calor extremo y así no generar
quemaduras o ampollas. También, es importante asegurarse de que el suelo esté libre de vidrios, latas, chicles u otros objetos que pueden generar cortaduras o incomodidad.

2. Luego del paseo, es importante revisar y limpiar sus patitas con agua y jabón para retirar cualquier objeto extraño que pueda causarle daño. Seque muy bien las patas para evitar hongos.

3. La intensidad del ejercicio debe ir aumentando de manera progresiva para que las huellas se acostumbren; conviene alternar el ejercicio físico sobre diferentes superficies (pasto, pavimento, agua, etc.), de esta forma la almohadilla se refrescará y descansará al pisar diferentes texturas.

4. Un buen masaje en las almohadillas le permitirá relajarse y descansar, y mejor con una crema humectante especializada; le mantendrá la piel sana mientras disminuye la resequedad.

Recorte de pelo interdigital

1. En algunas razas, el pelo que se encuentra en medio de los dedos tiende a crecer excesivamente, generando enredos o dermatitis. Para evitarlo, mantenga el pelo de esta zona corto, limpio y seco. Corte de uñas

Normalmente, las uñas se liman contra las superficies rugosas al momento de realizar paseos al aire libre; sin embargo, si observa que una uña está creciendo demasiado, quizá es hora de un recorte.

Ya en tiendas especializadas o centros médicos veterinarios puede encontrar cortaúñas específicos para perros. Pida a su médico veterinario que le enseñe a hacer el proceso, antes de intentar hacerlo por su propia cuenta en casa.

GABRIEL GARCÍA
Médico veterinario
Twitter: @nosoyesegabo

Fuente: https://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/como-cuidar-las-patas-de-los-perros-351518

Consejos de veterinarios para prevenir las mordeduras de perros.

Los expertos recomiendan sociabilizar a los cachorros con personas de todas las edades e insisten en que la educación y concienciación en los humanos son esenciales.

La Asociación de Veterinarios de Texas propone una serie de claves para prevenir la mayoría de las mordeduras de perros. Para ello, los veterinarios hacen hincapié en que la educación y la concienciación son esenciales para solucionar este problema.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, se reportan aproximadamente 4,7 millones de mordeduras de perros cada año, y el 17% de estos incidentes requieren atención médica de emergencia. Al menos la mitad de las víctimas que requieren atención médica son niños.

Por ello, insisten en que los dueños de mascotas pueden tomar medidas preventivas para disminuir la cantidad de mordeduras de perros, desde enseñar a los niños cómo evitar las mordeduras de perros hasta entrenar y socializar adecuadamente a las mascotas.

En términos de educar a los niños sobre la prevención de las mordeduras de perros, la Asociación alienta a los padres a aprender las señales de comportamiento canino y enseñar a sus hijos las señales de que un perro está incómodo. “Entre los signos que hay que vigilar se incluyen a un perro que levanta el labio, jadea o bosteza de forma inapropiada, se encoge de hombros, aguanta la respiración, aplana las orejas en la cabeza, gruñe o chasquea”, apuntan.

«Muchos perros dan una advertencia o varias advertencias de que están incómodos, cuando esto ocurre la persona debe retirarse», explica Lori Teller, veterinaria de la Universidad de Medicina Veterinaria de Texas. «La gente a menudo pasa por alto estos signos y piensa que una mordedura de perro ocurre de la nada», añade.

Por otra parte, aseguran que es mejor enseñar a los niños a no acercarse a perros extraños, sin embargo, aclaran que no solo los perros extraños muerden. De hecho, muchas mordeduras de perros ocurren durante las actividades diarias y mientras los niños interactúan con perros familiares.

En este sentido, indican que “incluso el perro más gentil puede morder a su propio miembro de la familia si se siente asustado, angustiado o con dolor. Los padres pueden considerar supervisar las interacciones de los niños con los perros para que puedan intervenir si el perro parece estar evitando al niño o mostrando señales de conducta angustiadas. Además de enseñarles a los niños las señales de advertencia, los dueños de perros también pueden disminuir las posibilidades de mordeduras de perros al socializar a sus animales de compañía”.

«Los cachorros deben ser socializados con personas de todas las edades, desde bebés que lloran hasta niños excitables, pasando por adolescentes que escuchan música a adultos y ancianos», recomienda Teller. 

«Y ciertamente, si su perro, ya sea un cachorro o un adulto, muestra signos de que puede morder a alguien, es imperativo que busque ayuda veterinaria de inmediato para abordar el problema», concluye.

Fuente: http://www.diarioveterinario.com/texto-diario/mostrar/1382657/consejos-veterinarios-prevenir-mordeduras-perros