Los perros se sienten en una guerra el 31

Perros tienen miedo a los fuegos artificiales

Cuando la pirotecnia empieza a iluminar de colores el cielo o a invadir de fuertes sonidos el ambiente, los perros en casa sienten que la guerra inició. Bajo la sensación de bombas que caen a su alrededor no pueden evitar el instinto natural de huir desesperados por cualquier camino. Correr de un lado a otro, buscar refugio, temblar y hasta perder la conciencia de lo que hacen forman parte de las reacciones más comunes sin distingo de raza, edad y tamaño.

El perro posee la capacidad de magnificar el sonido hasta cuatro veces más que los humanos. Su sensibilidad a los fuegos artificiales los conduce a un fuerte estrés físico comparable con los ataques de pánico no controlados del ser humano.

Elio Ríos, vicepresidente de NaturaAzul, explicó que tanto los perros como los pájaros interpretan los juegos pirotécnicos como una agresión. Si ya el animal sufre de hipertensión o problemas de corazón, el estrés incluso les puede producir una lesión que los lleve a la muerte.

Para reconocer el efecto basta fijarse en su comportamiento. Temblores, aumento de la secreción salival, taquicardia, jadeo y pérdida de control son muestra de la sensación de claustrofobia y susto que experimentan los animales. Estrellarse contra las puertas y hasta escaparse de sus hogares resulta frecuente durante la celebración de fin de año.

Es responsabilidad de los dueños tener en cuenta la seguridad del animal y la suficiente paciencia para ayudarlos a superar lo que para ellos es una tortura. Dos escenarios se presentan posibles para la celebración: irse de casa o quedarse con las mascotas. Dependiendo de ello cambian las medidas.

Recomendaciones

En caso de verse obligados a dejar al perro solo el próximo 31 de diciembre, Doris Rubio, presidenta de Asodepa, propone no amarrarlo con una cadena porque en medio del desespero puede ahorcarse. Es recomendable buscarle un sitio seguro donde se sienta confortable sin mobiliario que pueda romper.

En el espacio se deben cerrar las ventanas y bajar las persianas para que el animal no presencie el reflejo de los cohetes, así como colocarle un equipo de sonido con música relajante a bajo volumen como método tranquilizante.

En caso de estar en casa, Rubio exhortó a no consolar al perro por tener miedo. Al confortarlo con un trato especial se estaría reforzando la conducta. La mejor opción, apuntó, es darle vueltas de chequeo, hablarle y ponerle juguetes o una cobija que les guste en un espacio cómodo.

Bajo medicación 

En casos extremos, las tiendas de mascotas comercializan gotas o pastillas tranquilizantes sin prescripción médica que pueden ayudarlos. La directora de Asodepa recomienda consultar con el veterinario antes de administrarle el sedante si se trata de un perro mayor.

Para Ríos otra opción sería administrarle un calmante bajo estricta vigilancia médica. El líquido no puede ser inyectado de forma empírica porque la dosis debe calcularse de acuerdo con el peso del animal. El hipnótico, tras una consulta, se colocaría a las 7.00 de la noche del 31 de diciembre para que el efecto perdure hasta las 5.00 de la mañana del día siguiente.

“Solo puede intervenirse con un veterinario. En caso contrario, el perro puede morir si se le coloca un sedante que no corresponde a su peso. Debemos respetarlos”.

El ambientalista exhortó a disminuir el abuso de los juegos pirotécnicos y a los padres a estar pendientes de sus hijos para que en medio de las travesuras los animales no resulten perjudicados.

Entrenamiento previo

Un mes antes de las fiestas decembrinas se pueden desensibilizar a las mascotas para evitar la conducta de pánico con los fuegos artificiales. Doris Rubio, presidenta de Asodepa, explicó que someter al perro a escuchar una grabación gradual del sonido de la pirotecnia puede ayudarlos a superar el trauma.

La primera vez se debe colocar el sonido a bajo volumen mientras el dueño en ese tiempo aprovecha de jugar con él y compensarlo con alguna comida de su gusto de manera que el perro relacione lo que escucha con algo agradable, un refuerzo positivo. La actividad debe hacerse a diario y en cada sesión subir el volumen de forma gradual. Para cambiar el comportamiento se requerirá entre dos semanas a un mes de entrenamiento.

Otras recomendaciones

  • Cambiar los cohetes por juguetes o golosinas.
  • Colocar un collar de identificación al perro (con nombre y teléfono del dueño) para evitar su pérdida definitiva en caso de una escapada.
  • Dejar al perro en cuartos interiores de la casa en caso de quedar solo.
  • No dejar a los animales aislados en terrazas o balcones.
  • Tener el número de emergencia del veterinario en caso de no poder controlar al animal.

 Fuente: laverdad.com

Visita nuestra sección de disfraces para mascotas y compartela!

disfraz gato

Disfruta de nuestra amplia sección de fotos de Disfraces para mascotas.

Felices fiestas!!!

La celebración de Halloween también incluye a los perros.

 

DISFRACES PERROS

La celebración de Halloween ya no es cosa de niños, sino también de perros, pues cada año aumenta la venta de disfraces para mascotas, especialmente canes que participan de la celebración y acompañan a los pequeños en su canto de “Trick or treat (Truco o trato)”.

“Para nosotros es muy importante incluir a la perrita en la celebración de Halloween de nuestra familia, para hacerla sentir parte de todos nosotros”, dijo Laura Sierra, una colombiana madre de dos niños.

Mientras se alistaba para salir a pedir dulces y participar en la celebración junto a sus dos hijos y el perro, todos disfrazados, esta joven hispana aseguró que “a ella (la perrita) le encanta ponerse el disfraz”.

La costumbre de disfrazar a los perros durante estas fechas toma cada vez más fuerza en el país y ya no se observan desfiles de amos y mascotas disfrazados sólo en las grandes ciudades como Nueva York.

Ahora, ciudades más pequeñas, como Long Beach, al sur de Los Ángeles, cuentan también con su propio desfile en el que las familias celebran Halloween y todos desfilan con sus vestimentas especiales. Incluidas, claro, las mascotas.

En la parada celebrada hoy en esta ciudad costera del sur de California, desfilaron cientos de perros acompañados de sus amos, o de la familia en pleno.

Durante el desfile se pudo observar desde una cárcel completa, con perro policía y “perro malo” incluidos, hasta el carro de los Picapiedra, con Vilma, Pedro, Dino y el resto de la popular familia.

Esta costumbre se expande y, con ella, el negocio de las ventas de disfraces. Según la Federación Nacional de Ventas al Detalle, con motivo del Halloween los estadounidenses gastarán este año unos 330 millones de dólares en disfraces para sus mascotas.

Aunque esta suma representa menos del 5% del total de ventas previsto para esta temporada, que se calcula en 6.900 millones de dólares (incluyendo dulces, disfraces y decoración), la asociación hizo hincapié en que las ventas relativas a mascotas crecen cada año.

Los precios de un disfraz pueden variar entre 15 y 60 dólares, dependiendo del nivel de sofisticación.

“Para los perros, los disfraces de súper héroes son muy populares y este año hemos visto una demanda especial por los disfraces de Batman y de Superman”, explicó a Efe Jimmy Hernández, empleado de una tienda de mascotas de Los Ángeles.

En el caso de las perras, los más comunes son los de princesas, mientras que en el caso de los gatos los disfraces van desde un marinero, o el Gato con Botas, hasta La Cenicienta.

Pero la competencia en este mercado de rápido crecimiento no sólo se da entre los almacenes especializados, sino en sitios de internet creados exclusivamente para este fin, así como para otras celebraciones como cumpleaños, Navidad y Año Nuevo.

De esta manera, además de las tradicionales tiendas de mascotas como Petsmart o Petco, o de disfraces como Party City o Party Suplies, surgen nuevos sitios en la red, como Spirit o Costume Craze, que ofrecen disfraces especializados para los animales, aditamentos que muchas veces representa una diversión de sus dueños, pero quizás incomodidad o vergüenza para los animales.

“Para la familia es muy divertido hacer a la mascota parte de la celebración del Halloween, pero es muy importante también tener en cuenta que no todas las mascotas van a reaccionar de la misma manera”, comentó a Efe Niza Rodríguez, experta en Desarrollo de Familia.

Señaló que un disfraz no es algo natural y cómodo para un perro, especialmente si lleva elementos como sombreros, gafas o antenas, y por ello “es recomendable tener en cuenta su sentimientos y la manera como responde a eso”.

Para la experta, un buen balance entre comodidad y diversión es lo más sano. “Es muy divertido llevar al perro a pedir dulces, pero hay que cuidar que no se convierta en un tormento para el animal”, resaltó.

Aún así, reconoció que “la integración de las mascotas a esta celebración es una muestra de la importancia que tienen para la familia y lo positivo que puede ser para el desarrollo afectivo de los niños”.

FUENTE: elnuevoherald.com

 

La matanza de cerdos como impulso turístico en la provincia de Huelva.

Feliz Año a tod@s.

Desde este rincón esperando que pasen los petardos de las fiestas nos despedimos hasta el año que viene, suerte a tod@s!