Consejos para el cuidado de las patas de los perros.

Estas son algunas recomendaciones indispensables para que tu amigo peludo continúe saludable.

El peso de los perros lo sostiene sus dedos, por lo que cuidarlos es muy importante. (istock)

¿Se ha imaginado alguna vez qué sucedería si no contara con la protección de sus zapatos para desarrollar su día a día? ¿Cómo cree que terminarían sus pies luego de una extensa caminata o una intensa jornada de juegos? ¿Podría resistir las altas temperaturas del asfalto en los días calurosos?PUBLICIDAD

Quizá no se haya hecho esas preguntas, pero sí le preste mucha atención al cuidado de sus pies, ya que son parte importante de su cuerpo.

Lo mismo pasa con los de su perro. Sus patas a menudo pasan desapercibidas ante nuestros ojos y solo les prestamos atención cuando hay cojeras o manifiestan dolor en alguna de sus extremidades.

Aquí le contaremos cuáles son los principales cuidados que debe tener para que su amigo peludo continúe saludable y pueda seguir acompañándolo durante caminatas, ejercicio, juegos, etc.

Anatomía y fisiología de las paticas

Antes de hablar acerca de los cuidados de las patas, vale la pena conocer sobre la anatomía y la fisiología de las extremidades de nuestras mascotas.
Contrario a lo que se cree, las patas no solamente sirven para dar soporte a todo el cuerpo, sus funciones van más allá de la locomoción.

Los perros son animales digitígrados, es decir, el peso del cuerpo se sostiene en sus dedos y no en los talones, como en los plantígrados; esto hace que los dedos sean en extremo importantes y, también, les otorga la característica de ser más veloces y sigilosos.

La mayoría de peludos tienen cinco dedos en cada una de sus patas delanteras y cuatro en las traseras, para un total de 18. Sin embargo, en algunos perros o razas, la sumatoria puede llegar a 20 o 22, ya que se pueden presentar dedos internos, más conocidos como espolones, que si bien no tienen una función determinada (por lo que en algunos casos se remueven), se dice que son vestigios de dedos pulgares.

La típica huella del perro está dada por las almohadillas digitales y por la almohadilla palmar o plantar. Estas estructuras serían como la suela de nuestros zapatos, ya que protegen los huesos de la pata, al amortiguar el impacto del paso, incluso cuando andan por superficies filosas, ásperas o rugosas; aíslan de temperaturas extremas y, también, ayudan a disipar el calor, porque cuentan con glándulas sudoríparas que enfrían mientras evitan la resequedad.

Además, en sus patas delanteras, los perros cuentan con una almohadilla extra (la almohadilla carpiana), que ayuda como freno y les permite andar más tranquilamente en suelos resbaladizos o empinados.

Cuidados paso a paso

Para mantener la salud de las extremidades de su mascota, es necesario revisar y cuidar constantemente el estado  de las patas.

Almohadillas protegidas

1. Antes de realizar paseos o alguna actividad física, prefiera las zonas verdes o chequee la superficie del suelo para evitar frío o calor extremo y así no generar
quemaduras o ampollas. También, es importante asegurarse de que el suelo esté libre de vidrios, latas, chicles u otros objetos que pueden generar cortaduras o incomodidad.

2. Luego del paseo, es importante revisar y limpiar sus patitas con agua y jabón para retirar cualquier objeto extraño que pueda causarle daño. Seque muy bien las patas para evitar hongos.

3. La intensidad del ejercicio debe ir aumentando de manera progresiva para que las huellas se acostumbren; conviene alternar el ejercicio físico sobre diferentes superficies (pasto, pavimento, agua, etc.), de esta forma la almohadilla se refrescará y descansará al pisar diferentes texturas.

4. Un buen masaje en las almohadillas le permitirá relajarse y descansar, y mejor con una crema humectante especializada; le mantendrá la piel sana mientras disminuye la resequedad.

Recorte de pelo interdigital

1. En algunas razas, el pelo que se encuentra en medio de los dedos tiende a crecer excesivamente, generando enredos o dermatitis. Para evitarlo, mantenga el pelo de esta zona corto, limpio y seco. Corte de uñas

Normalmente, las uñas se liman contra las superficies rugosas al momento de realizar paseos al aire libre; sin embargo, si observa que una uña está creciendo demasiado, quizá es hora de un recorte.

Ya en tiendas especializadas o centros médicos veterinarios puede encontrar cortaúñas específicos para perros. Pida a su médico veterinario que le enseñe a hacer el proceso, antes de intentar hacerlo por su propia cuenta en casa.

GABRIEL GARCÍA
Médico veterinario
Twitter: @nosoyesegabo

Fuente: https://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/como-cuidar-las-patas-de-los-perros-351518

¿Puede mi perro comer la misma comida que yo?

Probablemente, en más de una ocasión, has querido compartir parte de tu comida con el perro (o el gato). ¿Quién puede resistirse a esa mirada pidiendo un poco de los espaguetis de nuestro plato? Pero cuidado con lo que se le da a nuestra mascota. En ocasiones, decir «no» es lo mejor. Y es que algunos alimentos que son seguros para las personas, para ellos son perjudiciales, pueden ser tóxicos y causarles causarles problemas.

Los veterinarios recuerdan que dar alimentos fuera de la dieta recomendada puede provocar problemas digestivos o de obesidad a corto plazo. A finales de 2018, el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia (ICOVV) advertía que durante las navidades «aumenta de forma considerable el número de consultas en perros por problemas digestivos», causados por la ingesta de alimentos con exceso de grasa (una sustancia que los animales no digieren bien) o tóxicos para las mascotas. Según los expertos, la mayoría de las consultas están relacionadas con ofrecer los mismos alimentos que consumen los humanos.

¿Cuál es la mejor manera de alimentar a un perro?

Los perros son en gran parte carnívoros que comen algunos alimentos vegetales. Cada animal tiene necesidades nutricionales distintas, según la etapa de vida en la que se encuentra (cachorro, adolescente, adulto, embarazado, adulto mayor), su salud, el tamaño, la raza o el nivel de ejercicio. La mejor manera de garantizar que el perro recibe la nutrición adecuada es usar un alimento comercial completo y de alta calidad. El veterinario puede aconsejar y recomendar cuál es la mejor opción para una dieta que cubra todas las necesidades.

De vez en cuando se puede combinar la alimentación a base piensos con otros alimentos. El arroz con pollo no le hará daño, pero con moderación, o verduras hervidas como garbanzos, zanahorias o espinacas. No es recomendable dar de picar de nuestra comida porque los extras son los que engordan. Las chuches para perros también están bien siempre que se den de manera racionada.

Debe prestarse atención a algunos productos de carne cruda comercializada como alimentos para mascotas porque contienen conservantes que pueden ser perjudiciales. Según la ASCPA, se han descrito algunos incidentes relacionados con la inocuidad de los alimentos para mascotas y la deficiencia de tiamina inducida por el conservante de sulfito, que puede ser perjudicial.

Es importante, por otro lado, no sobrealimentar al animal para no tener mascotas obesas. Los expertos aconsejan que los perros adultos coman al menos dos veces al día, o bien que lo hagan una pero siempre a la misma hora. En cuanto al agua, debe estar disponible en todo momento.

Los 11 alimentos que es mejor que no coma el perro

Una buena alimentación no significa dar de todo y en mucha cantidad. Si bien es cierto que los perros son glotones y se lo comerían casi todo, consentirlos y satisfacer sus caprichos no es bueno para ellos. Una buena alimentación significa darles los nutrientes que necesitan en las cantidades justas y evitar aquellos alimentos que pueden perjudicarles. Estos son, según una lista elaborada por la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (ASPCA), algunos de los alimentos que es mejor evitar:

  1. Chocolate y café. El chocolate se encuentra en la parte superior de la lista de alimentos prohibidos para perros. Las semillas de cacao y el fruto de la planta que se usa para hacer café contienen metilxantinas, unas sustancias que pueden causar vómitos y diarrea, sed excesiva, temblores y ritmo cardíaco anormal. El chocolate, además, contiene teobromina, que no es perjudicial para los humanos pero es tóxica para los perros. Se encuentra en todo tipo de chocolate, pero más en el negro. Mejor guardar los dulces para uno mismo.
  2. Leche y productos lácteos. El simple gesto de dar al perro o al gato una pastilla enrollada en un trozo de queso puede ser peligroso. Los perros no están preparados para procesar productos lácteos procedentes de vacuno. Carecen de la enzima que les permite descomponer el azúcar de la leche. Muchos perros son, además, intolerantes a la lactosa. Los productos lácteos les pueden provocar diarrea y enfermedades gastrointestinales. El alto contenido en grasa, además, les puede conducir a sufrir pancreatitis.
  3. Carne y huesos. La carne cruda puede contener bacterias como Salmonella y E.coli, con capacidad para provocar intoxicaciones alimentarias. Por otro lado, dar de comer huesos a un perro puede parecer algo incluso una opción natural. Pero esto no es así. Las mascotas pueden ahogarse con los huesos e incluso sufrir lesiones graves en caso de que se astillen y queden alojados en el tracto digestivo. Así que, ante la tentación de darle un hueso al perro para que esté un rato entretenido, es mejor optar por un juguete para este fin.
  4. Cítricos. O partes de los cítricos como cáscaras, semillas, tallos e incluso hojas. Estas partes contienen ácido cítrico, aceites esenciales que pueden irritar el sistema nervioso central. Es verdad que estos efectos aparecen en el caso de una ingesta en cantidades significativas. Sin embargo, a dosis pequeñas, como la ingesta de una mandarina, a pesar de que no les cause problemas significativos, sí que les puede provocar malestar estomacal.
  5. Uvas y pasas. Se sabe que ambas contienen una sustancia, aunque desconocida, que puede causar insuficiencia renal.
  6. Cebollas y ajos. Además de provocar mal aliento, estos alimentos, a los que son especialmente susceptibles los gatos, pueden destruir los glóbulos rojos y provocar anemia. En dosis pequeñas puede causar problemas graves, y en cantidades elevadas puede derivar en envenenamiento. Los síntomas pueden incluir debilidad, vómitos y falta de apetito.
  7. Frutos secos. Almendras y nueces contienen altos niveles de aceites y grasas, que pueden causar vómitos y diarrea. Las nueces de macadamia pueden provocar vómitos, temblores e hipertemia en los perros. Los signos suelen aparecer a las doce horas de la ingesta y pueden durar de doce a 48 horas.
  8. Alcohol. Las bebidas alcohólicas y alimentos que puedan contener alcohol, como los bombones de chocolate, pueden causar vómitos, diarrea, disminución de la coordinación, dificultad para respirar y temblores.
  9. Sal. Puede causar una condición llamada envenenamiento por iones de sodio que, en cantidades elevadas, puede producir micción excesiva o incluso intoxicación. Es recomendable evitar alimentos demasiado salados, como patatas fritas, palomitas de maíz o bocadillos salados.
  10. Semillas de manzana. Pueden ser tóxicas para el perro. La parte externa de las semillas contiene un químico natural que libera cianuro cuando el perro lo digiere. Con el tiempo, esto puede debilitar su sistema digestivo y envenenarlo.
  11. Aguacates. Gran parte de la controversia con este alimento y los perros gira en torno a la persina, una sustancia que los aguacates tienen en sus hojas, semillas, corteza y fruta y que puede ser tóxica en dosis altas. Pero se necesitarían muchos aguacates para que la persina cause daño. El principal riesgo viene de las semillas y los tallos, que son difíciles de digerir. Por tanto, a no ser que se tenga un árbol de aguacate en casa, no debemos preocuparnos en exceso con este alimento.

FUENTE: https://www.eldiario.es/consumoclaro/perros/Puede-perro-comer-misma-comida_0_882262092.html

¿La tiroides puede afectar a perros y gatos?

Los animales también son susceptibles a estas condiciones.

Sabemos que los problemas de la tiroides son muy frecuentes en los seres humanos pero, ¿el hipertiroidismo y el hipotiroidismo pueden presentarse también en nuestras mascotas? La respuesta es sí. A continuación, presentaremos los detalles de cada caso particular.

Hipertiroidismo en gatos y perros

La glándula tiroides es la responsable de secretar la hormona tiroidea, elemento fundamental en el desarrollo normal de muchas funciones vitales. Cuando se desarrollan tumores en la glándula, la producción de hormonas se vuelve exagerada, lo que se convierte en un problema.

Síntomas

En los gatos, los tumores tiroideos suelen ser benignos, y no se propagan a otros términos. En los perros, sin embargo, estos tumores sí pueden propagarse y ser malignos. Indiferentemente, el cuadro sintomático del hipertiroidismo en estos animales es el siguiente:

  • Pérdida de peso.
  • Aumento del apetito.
  • Llanto.
  • Jadeo.
  • Inquietud.
  • Heces frecuentes.
  • Aumento exagerado de la ingesta de agua.

Tratamiento

El tratamiento contra el hipertiroidismo varía según el tumor, la especie, y el estado de la enfermedad. Los tratamientos habituales para los felinos son los siguientes:

  • Radioterapia sobre el tumor tiroideo.
  • Administración de drogas.
  • Extirpación quirúrgica de tumor tiroideo.

En los perros, la primera opción que se maneja comúnmente es la extirpación del tumor dado que corren un mayor riesgo de desarrollar tumores malignos, pero también se les pueden dar radioterapia y medicamentos.

tiroides perros y gatos
Foto: Shutterstock

Hipotiroidismo en perros y gatos

El hipotiroidismo es la producción escasa de la hormona tiroidea. Se le confunde erróneamente con la pereza o con “estar lento”. Esta enfermedad es muy rara entre los gatos.

Síntomas

Los síntomas de la enfermedad en perros y gatos son los siguientes:

  • Aumento de peso.
  • Disminución de la energía.
  • Búsqueda de calor.
  • Piel seca.
  • Descamación.
  • Infecciones crónicas en la piel.
  • Pérdida de pelo.

Tratamiento

En términos generales, el tratamiento para el hipotiroidismo en perros y gatos consiste en administrar un medicamento que supla la hormona que no es secretada.

Después de la medicina sea administrada, el control de la hormona tiroidea debe ser regulado por 1 o 2 meses, luego del ajuste del medicamento, y ocasionalmente para asegurarse de que la dosis siga siendo la adecuada.

Fuente: https://laopinion.com/2018/12/03/la-tiroides-puede-afectar-a-perros-y-gatos/

Los perros entienden tus palabras cuando hablas: demostrado

Los perros entienden tus palabras cuando hablas: demostrado

El mejor amigo del hombre también le entiende. Un nuevo estudio realizado por científicos húngaros confirma lo que ya se lleva años sospechando

Foto: Adorable... (iStock).Adorable… (iStock).

Los perros entienden a la perfección todo lo que les decimos. La ciencia acaba de demostrar lo que antes podía pecar de ser una fantasía o una mera intuición. Incluso pueden llegar a procesar la palabra hablada de manera similar a los humanos, y hasta en el mismo área del cerebro, aseguran los científicos.

El mejor amigo del hombre también es su confidente más personal. Ahora, ya sabemos por qué es uno de los animales a los que se entrena de una forma tan fácil y gratificante. ¿Qué sería de nosotros sin los perros? Especialmente entre aquellas personas que encuentran dificultades para desenvolverse por sí mismas, como los ciegos. Lo que había permanecido en la más pura incógnita, por fin tiene una argumentación científica: sí, los perros entienden perfectamente todo lo que hablamos.

Es obvio que los perros entienden lo que les decimos; al fin y al cabo, pueden aprender a seguir nuestras órdenes verbales

El experimento se llevó a cabo en una docena de canes colocados en un escáner de resonancia magnética con el objetivo de monitorizar su materia gris mientras jugaban con juguetes. Publicado en ‘Frontiers in Neuroscience’, los canes fueron entrenados durante meses para recoger dos juguetes de un montón, diferenciados por las texturas, y solo con decir su nombre. Uno de ellos blando, como un animal de peluche, y el otro duro y de goma, para facilitar su diferenciación. ¿El resultado? Varias áreas del cerebro se iluminaron cuando el equipo empleó las palabras justas para definir los objetos. El cerebro del animal distinguió los juguetes sin fallo alguno.

El experimento resultó todo un éxito. Tras buscarlos y encontrarlos, los animales fueron premiados con vítores y premios de lo que evidentemente les gusta más a ellos: la comida. Una vez que se repitieron los intentos de forma satisfactoria, los científicos les hicieron tumbarse en el escáner mientras el dueño les enseñaba los juguetes a través de un espejo repitiendo los nombres de cada uno de ellos a intervalos. El objetivo, ver si la actividad cerebral del perro acertaba para distinguir entre los juguetes.

“Los perros tienen capacidades y motivaciones claras para aprender y comprender palabras humanas”, declaró Gregory Berns, neurocientífico de la Universidad de Emory, uno de los autores del estudio, a ‘The New York Post’. “Sin embargo, parecen tener una representación neuronal del significado de las palabras que se les ha enseñado”. Los investigadores se centraron en averiguar qué es lo que significa exactamente una palabra para ellos pronunciada por una persona, así como los mecanismos cerebrales que se activan al escuchar la voz humana.

Es obvio que los perros tienen la capacidad de procesar varios aspectos de nuestro lenguaje, ya que pueden aprender a seguir órdenes verbales”, asegura Berns. «En última instancia, lo único que desean los perros es satisfacer a sus dueños y, a ser posible, recibir elogios o premios en forma de comida». Un aspecto a tener en cuenta es que los cerebros de los perros tienen diferentes tamaños; evidentemente, no es lo mismo el de un chihuahua que el de un pastor alemán.

No solo cuenta lo que dices, sino el tono. Saben si se trata de un reproche o una recompensa por algo que han hecho

Esta no es la primera investigación que se realiza sobre el tema. La ciencia ya ha hecho esfuerzos anteriores por descubrir si los perros son capaces de entender el lenguaje humano hablado. En 2016, un equipo de investigadores húngaros repitieron más o menos el mismo proceso: se escaneó el cerebro de un can mientras escuchaban la voz de su amo o entrenador, y descubrió que solo saben interpretar lo que hablamos al hablarles con una entonación que indica un elogio o bien un enfado. «No solo cuenta lo que dices, sino el tono. Conocen si se trata de un reproche o una recompensa por algo que han hecho», afirmó Attila Andics, principal autor del estudio e investigador de la Universidad Eötvös Loránd, a ‘The Guardian’.

Por último, volviendo al primer estudio, hay que puntualizar que tampoco está demostrado que las palabras habladas sean las más efectivas a la hora de mejorar y fortalecer la comunicación con tu mascota. De hecho, otra investigación reciente, mencionada por ‘The New York Post’ y realizada por el mismo equipo, probó que el sistema de recompensa neuronal de los perros está más en sintonía con las señales olfativas y visuales que con las verbales. «Cuando las personas quieren enseñarle un truco a su perro, tienden a usar una señal verbal ya que eso es lo que preferimos los humanos. Sin embargo, desde la perspectiva del perro, una visual sería mucho más efectiva«, concluye Ashley Prichard, autora principal del estudio húngaro.

Fuente: https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2018-10-21/perros-animales-entender-las-palabras-humanos_1632198/

Mantelos siempre identificados. Visita Pinpet.com para ver todas las opciones en collares, placas, arneses y mucho más. Todo para tenerlo identificado en caso de que se pierda. Disminuye el tiempo de recuperación de tu mascota al tener un número de contacto visible en su collar, placa o accesorio.

www.pinpet.com

 

 

 

¿Por qué debes cuidar la boca de tu perro?

Hábitos como el cepillado diario mejoran su salud global de tu perro.


¿Por qué debes cuidar la boca de tu perro?
Cuatro de cada cinco perros sufren problemas periodontales (Rasulovs / Getty Images/iStockphoto)

¿Cuándo fue la última vez que revisaste la boca de tu perro? Si la respuesta te genera duda o sorpresa formas parte de la gran mayoría desinformada propietarios de mascotas. Según indica el estudio “Hábitos de los españoles en la higiene oral de los perros”, elaborado por Pedigree y con la colaboración de Avepa (Asociación de veterinarios españoles especialistas en pequeños animales), el 70% no se preocupa por su higiene bucal.

Sin embargo, de su cuidado diario depende mantener su higiene y su salud global. El 72% de los dueños sabe que los problemas relacionados con la salud bucodental pueden comportar mayores afecciones, aunque solo el 11% cree que necesitan la misma atención que los humanos.

Buenos hábitos

Problemas tan comunes como el mal aliento en pueden prevenirse y solucionarse con una rutina correcta. Según Javier Collados, odontólogo veterinario: “Hay que realizar la higiene oral en casa, a través del cepillado y revisar la boca una vez a la semana, además de acudir a la clínica una vez al año”.

Sin embargo, solo el 14% de las familias con perros son conscientes de que hay que cepillar sus dientes una vez al día y el 57% piensa que la comida en seco es suficiente para mantener una buena higiene bucal. ¿La consecuencia de este desconocimiento? Que el 53% de los perros tienen algún problema bucal a lo largo del año.

“Los cuidados en casa pueden marcar una gran diferencia en la enfermedad periodontal, ya que los buenos hábitos higiénicos la previenen. Sin embargo, es importante señalar que cualquiera de los métodos que usemos han de aplicarse a largo plazo”, incide Clemente.

Exige paciencia y dedicación, pero los expertos recomiendan lavar la dentadura canina una vez al día. Entre los consejos para que el mejor amigo permita el proceso, están el uso de pasta de dientes para perros y darla a probar antes de introducir el cepillo, así como realizar el proceso en un espacio tranquilo con pocas distracciones.

“Además del cepillado de los dientes, que es la medida más efectiva para la prevención, hay productos masticables, geles o dietas para disminuir la acumulación de placa, ya sea por medios mecánicos o por los ingredientes que contienen”, comenta Clemente.

Prevención

Aunque la salud bucodental del perro se asocia principalmente con el sarro y la halitosis, también se relaciona con otras consecuencias más graves. “El mal olor, la pérdida de alguna pieza, babeo excesivo o la presencia de sangre son señales de que hay alguna patología en la cavidad oral y deberían ser motivo de consulta”, indica el director científico.

Asimismo, revisarla puede ayudar a identificar tumores en la boca, un lugar frecuente de aparición en los perros . “El 90% de los que se detectan en una fase inicial se curan”, añade Pachi. Según comparte el especialista, los signos son similares a los de la enfermedad periodontal: “Mal olor del aliento, babeo o presencia de sangre en el comedero” por lo que es importante poder examinar la boca con detalle”. Ante cualquier masa o úlcera, es esencial acudir al especialista.

El 42% de los propietarios considera al veterinario como el mejor asesor sobre los problemas de salud bucodental. Por ello, en octubre se desarrolla el “Mes de higiene oral”, una iniciativa desarrollada por Pedigree que pretende mejorar la calidad de vida de las mascotas.

Hasta el día 31 de octubre, centros veterinarios de todo el territorio nacional ofrecen una revisión dental gratuita y comparten las pautas de higiene para realizar en casa.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/vivo/20181012/452288878292/cuidar-boca-perro.html

Mantelos siempre identificados. Visita pinpet.com para ver todas las opciones en collares, placas, arneses y mucho más. Todo para tenerlo identificado en caso de que se pierda. Disminuye el tiempo de recuperación de tu mascota al tener un número de contacto visible en su collar, placa o accesorio.

Perros – Seis incidentes comunes y cómo resolverlos.

¿Qué ocurre si tu perro ataca a un niño?, ¿y si necesita asistencia veterinaria? El comparador de seguros de mascotas Acierto.com arroja luz sobre estas cuestiones

Cada año se producen en nuestro país más de 16.000 percances relacionados con mascotas, principalmente con perros, que protagonizan el 96 por ciento de los sucesos.

Con motivo de la celebración hoy del Día Mundial de los Animales, una jornada que recuerda sus derechos y necesidades, el comparador de seguros Acierto.com ha analizado los accidentes más habituales protagonizados por animales de compañía.

Los percances más frecuentes con perros son:

1- Asistencia veterinaria. Actualmente casi 7 de cada 10 peticiones en los seguros de mascotas están relacionadas con prestaciones veterinarias. Y es que solo nuestro hogar ya está lleno de dificultades y peligros para ellos: plantas o productos de limpieza con los que se pueden intoxicar, objetos pequeños que pueden tragar, cables, hornos calientes, etcétera. Actuar con rapidez cuando nuestro pequeño peludo enferma resulta fundamental, sobre todo si contrae una enfermedad que implica una hospitalización -con los gastos adicionales que eso implica si carecemos de la póliza adecuada-. Por fortuna, los seguros de esta clase suelen cubrir exploraciones, intervenciones, cuidados post-operatorios, la castración y tratamientos similares. Incluso el mercado ha alumbrado un nuevo tipo de seguro: los seguros veterinarios específicos para este tipo de cuestiones.

Entre las enfermedades graves más comunes encontramos el moquillo, la enfermedad del parvovirus canino, la hepatitis vírica, el cáncer, la mastitis, la piometra -solo afecta a hembras no esterilizadas-, y la torsión gástrica. Otras frecuentes son las alergias, cistitis, otitis e inflamaciones parecidas. En todo caso es importante revisar las condiciones de cada póliza, pues pueden existir diferencias notables entre contratos por el mismo precio.

2- Desperfectos en casa. Por fortuna, entre las coberturas habituales de los seguros de hogar se encuentran los daños causados por tu animal de compañía. También existen seguros multirriesgo que amplían estas coberturas.

 

3- Ataque a una persona. Cuando se acoge a una mascota también se adquiere la responsabilidad de responder ante los accidentes o daños a terceros que pueda ocasionar. Y es que su comportamiento puede llegar a ser imprevisible. Se aplica el mismo criterio que en la situación anterior. No obstante, cabe comentar que el asunto varía si tienes un perro objetivamente peligroso. En función de la comunidad autónoma es posible que tengas que contratar un seguro específico. Además, los de responsabilidad civil son los percances más caros. Aquí entran también las peleas entre perros y los accidentes de coche. Algunas pólizas incluso contemplan la asistencia jurídica.

 

4- Accidentes de coche. Según los datos recabados por Acierto.com 1 de cada 4 conductores reconoce haberse distraido al volante por culpa de su mascota. Esto puede suceder por falta de precaución, pues hasta el 32% lo deja suelto por el interior del habitáculo. Razón de más para transportarlo con las medidas adecuadas establecidas en el Reglamento General de Circulación.

 

5- Fallecimiento. No podía faltar en esta lista el fallecimiento de la mascota; un duelo que además implica cuestiones logísticas como la retirada del cuerpo. Un seguro de mascota se hará cargo de su retirada, aunque las prestaciones pueden variar en función de la comunidad autónoma. En algunas existe hasta una prestación por indemnización. Razón de más para comparar los diferentes servicios que nos brinda cada una.

6- Robo o pérdida. Algunas aseguradoras ayudan a encontrar a tu pequeño y se hacen cargo de todos los gastos derivados. Si te la roban es probable que te indemnicen por su valor total o parcial. En todo caso y vistas todas estas situaciones, lo más importante es que cuidemos adecuadamente de nuestro animal de compañía, tanto en todo aquello que tiene que ver con su salud y la prevención de enfermedades, como en su educación.

Recuerda mantenerlos siempre identificados. Visita nuestra web para ver todas las opciones de identificación. www.pinpet.com

Fuente: https://www.larazon.es/sociedad/seis-incidentes-comunes-con-perros-y-como-resolverlos-GG20044750

Que fumes también es malo para tu perro.

Un estudio de la Universidad de Glasgow confirma el riesgo para los animales domésticos.

Los riesgos para la salud de un fumador no acaban en sí mismo, sino en todo su entorno cercano, incluidos los animales domésticos. Así lo ha determinado el último estudio llevado a cabo por un equipo de científicos de la Universidad de Glasgow (Escocia) que evidencia que las mascotas que viven en hogares donde alguien fuma tienen mayor riesgo de tener mala salud.

 ¿Cómo afecta la exposición al humo de tabaco a los gatos y los perros?

Partiendo de esta base, los investigadoresanalizaron los niveles de nicotina en la piel de animales domésticos (con dueños fumadores y no fumadores) y analizaron si estos niveles estaban asociados con cualquier problema de salud. También se examinaron los testículos de perros tras la castración con el fin de identificar cualquier signo de daño celular.

Los resultados revelaron que, los animales, sobre todo los gatos y a continuación los perros, tenían más riesgo de daño celular, de algunos tipos de cáncer y de aumentar el peso. Los gatos son las mascotas con mayor peligro porque ingieren más humo que los perros debido a su alto nivel de autohigiene, por el que absorben más toxinas del ambiente. El riesgo se reducía cuando los dueños fumaban en las terrazas o los patios, al reducir la cantidad de humo a la que estaban expuestas las mascotas.

Según los expertos, los perros y los gatos estarían en una situación de mayor peligrosidad incluso que los niños, debido a que las mascotas cuentan con menor altura y son más propensos a ingerir el humo de tercera mano, esto es, los productos químicos del tabaco presentes en alfombras y otras superficies.

“Los dueños de mascotas a menudo no piensan en el impacto que el tabaquismo podría tener en sus mascotas. Dejar de fumar por completo es la mejor opción para el futuro bienestar de la salud tanto suya como de su mascota”, explica Clare Knottenbelt, líder del estudio publicado también por el Centro de Control de Enfermedades.

Así, si uno de nuestros propósitos de Año Nuevo ha sido dejar de fumar, esta investigación nos ofrece un incentivo adicional: dejar de fumar puede beneficiar la salud de nuestra mascota a la par que la nuestra.

FUENTE: http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/que-fumes-tambien-es-malo-para-tu-perro-501451991076

Por qué les operan las orejas y las colas a los perros.

Aunque es una práctica cada vez menos frecuente, la modificación estética de las mascotas se sigue haciendo; razones y problemas.

Foto: Shutterstock

Se supone que el hábito de cortarle la cola y las orejas a algunos perros empezó con los romanos, que creían que las largas colas peludas eran la causa del contagio de las pulgas y la rabia. Luego, por otros motivos, fueron los campesinos. Después los cazadores y por último los criadores de perros de pelea, que así los prevenían de convertirse en presa fácil de adversarios. Los criadores de perros para exhibición también se sumaron a la práctica. Hoy no importa si el perro en cuestión vivirá en un departamento en Once y nunca necesitará pelear, ni cuidar un establo, ni desfilar ante un jurado: muchos pasarán bajo el bisturí para continuar con el hábito.

La amputación tiene detractores y defensores. El consenso veterinario indica que es una practica cruel solo limitada a la cosmética y que priva al perro de sus atributos de comunicación -emisora y receptora- y equilibrio, entre otras cosas.

Los criadores, en cambio, aseguran que además de verse «bien», enaltece y purifica la raza y refuerza algunas partes del sistema inmunológico. Para lo que algunos es sinónimo de estilo, de estética o de instrumento de lucha, para otros es cirugía animal innecesaria. Tan es así que en Australia y en la mayor parte de Europa la práctica fue prohibida. En Argentina el hábito es irrestricto y en Brasil solo se permite para casos de perros «de trabajo».

«Si por cirugía estética se entiende el corte de orejas y de cola, en las mascotas no debería tener ningún lugar. Si bien el país hay veterinarios que los hacen, por suerte son muy pocos. Este tipo de cirugía, al ser mutilante y sin finalidad terapéutica, cada vez tiene menos demanda, tanto por la toma de conciencia de la gente, como por el cambio de postura de las asociaciones cinológicas. Por ello tanto en el país como en el mundo hay una tendencia a no realizarlas», explica Sabas Hernández, profesor titular de la Cátedra de Cirugía de la Facultad de Veterinaria de la UBA.

El impacto en los propios perros se conoce, pero resulta que también impacta en la gente. ¿Quién no se sintió un poco inquieto ante la cercanía de uno de ellos -sobre todo si hay niños cerca-, aunque el perro esté tranquilísimo? Es que un doberman amputado es tan normal que lo que llama la atención es su ausencia. ¿Cuantas veces vemos un doberman con cola y orejas sin cortar y no lo reconocemos?

Un doberman con la orejas operadas

Foto: juanedc/Flickr bajo licencia CC BY 20

Rabo corto

La investigadora canadiense Katelyn Mills de la universidad de British Columbia develó a través de un estudio que el hábito está tan extendido que en su país y en Estados Unidos una gran mayoría de gente entiende que dobermans y boxers nacen así, con el rabo cortito y las orejas puntiagudas. Su conclusión es que la gente no quiere saber sobre esas cosas incómodas, como tampoco quieren conocer en detalle cómo se los interviene «para que queden más lindos». También sugiere que eso se debe a que los propios criadores y veterinarios en esos países se manejan con discreción: prefieren no dar a conocer que sus productos fueron manipulados por tijeras.

Es que más allá de lo que pasa en los animales, Mills estudió lo que sucede en las personas y notó que la presencia o falta de alguno de sus órganos modifica no solamente el vínculo entre ellos, sino entre ellos y nosotros e incluso entre los propios seres humanos.

Según la investigadora, esto se nota sobre todo en los niños, pero también en adultos: uno no reacciona de la misma manera ante un doberman con orejas estilo militar y cola cortada que ante uno idéntico pero con orejas caídas y cola entera. En el último caso no sólo entendemos mejor sus intenciones sino que también nos resuelve nuestra propia conducta a seguir. O sea que si alguien tiene frente a sí un doberman amputado, por muy manso que sea y muchas ganas de jugar que tenga, es muy probable que nadie se acerque a él por su presencia intimidante.

En su investigación, Mills también descubrió que la presencia de un perro cortado impacta de un modo tan discordante que incluso promueve conflictos entre sus dueños y los de otros perros, aunque entre los propios perros se lleven fenómeno.

Influencia estadounidense o europea

Las ablaciones no son exclusivas de los doberman: los Boxer, el Schnauzer y hasta el Grifón de Bruselas pueden pasar por el quirófano con fines que, a esta altura, son más culturales que relacionados con el equilibrio natural o con atributos de funcionalidad. ¿Cómo medir el dolor del animal? Difícil, pero otro estudio citado por Mills afirmaba que la intervención es dolorosa: de 50 cachorros evaluados los 50 gritaron y trataron de zafarse de las manos que manipulaba el cuchillo. También evaluaron una población de dobermans sin intervenir: las heridas e infecciones a las que supuestamente están expuestos son prácticamente inexistentes.

Según Hernández, «desde el punto de vista quirúrgico, son operaciones de baja complejidad, sin dolor durante el procedimiento con la anestesia adecuada, pero con posoperatorios dolorosos, sobre todo el corte de orejas y, como todo procedimiento quirúrgico, nunca están exentos de complicaciones». Tampoco, asegura, existe evidencia científica que sea beneficioso para la raza.

Javier Fariña, director del Registro Genealógico de la Federación Cinológica Argentina, juez de la raza, explica que la Federación no prohíbe competir a animales con orejas y colas largas, y que cada vez son más. Sin embargo, el sitio web del Club de los Doberman (del que fue presidente) exhibe fotos de todos los campeones de sus competencias, y todos están operados.

«Es que en la Argentina la crianza de la raza tiene una fuerte influencia norteamericana, al contrario que en otras razas que tienen más influencia europea», dice, y admite que ese es el criterio estético. Es decir, que el estándar de excelencia de los criadores y jurados de esta raza implica la amputación de la cola y parte de sus orejas, que así se consagra la belleza de la raza. Hernández no está demasiado de acuerdo. «La estética es algo perteneciente o relativo a la percepción o apreciación de la belleza, por ello totalmente subjetiva. Dependiendo de quién y cómo la realice, puede ser una práctica cruel, aunque en realidad, cruel no sería la práctica, sino quien la realiza».

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1951319-por-que-les-operan-las-orejas-y-las-colas-a-los-perros

Cuanto debe comer mi perro?

cuanto debe comer tu perroEstupenda guía de petngo.com.mx que nos ayuda a calcular cuanto debemos darle de comer a nuestro perro, segun su edad, tamaño y peso.

Fuente:http://www.petngo.com.mx/blogs/el-rincon-de-figaro/15740856-cuanto-debe-comer-mi-perro

¿Cómo debo actuar si mi perro es envenenado?

educar perroMantener a las mascotas bien alimentadas y enseñarles a no comer del suelo puede ser una de las claves para evitar el envenenamiento de nuestros amigos de cuatro patas.

Con frecuencia nos enteramos de noticias lamentables sobre la muerte de mascotas por envenenamiento, por esto en esta oportunidad hemos decidido explicarte cómo se puede auxiliar a nuestros perros.

Si nuestro perro presenta vómitos, salivación excesiva, temblores y diarrea, ¡cuidado! Estos son los signos de un posible envenenamiento.

Muchas personas creen que darle aceite ayudara, pero según los especialistas este producto tiene efectos secundarios perjudiciales para los perros.

Lo ideal es colocar una buena cantidad de sal bajo la lengua de nuestros amigos de cuatro patas, esto provoca que ellos vomiten. También puedes utilizar agua oxigenada.

Si la piel del perro tuvo algún contacto con la sustancia tóxica lo ideal es que se bañe de inmediato y para los dueños es importante que se utilicen guantes, gafas y otros implementos para protegerse.

Recuerda que debes buscar ayuda inmediata de un veterinario, pero si estas en un lugar alejado como en un finca, puedes utilizar pan quemado y carbón vegetal mientras. Estos tratamientos servirán para absorber la toxina.

Fuente: Colombia.com

Pinpet Products – Identificados con tu mascota. Amplia variedad de artículos personalizados para perros y gatos.

www.pinpet.com

Todo lo que debe saber sobre las vacunas de los perros.

La vacunación de los perros es una de las cosas más importantes para proporcionarle una vida saludable.

campaña vacunacion madridUn perro recién nacido no es inmune a las enfermedades, sin embargo si cuenta con algunos anticuerpos que ayudan a su protección, estos se obtienen de la sangre de la madre a través de la placenta.

Todos los anticuerpos que son derivados de la madre, ya sea a través de la sangre o del calostro, se llaman anticuerpos maternos.

Pero, ¿en qué consiste la vacunación?

Consiste en la inoculación de una sustancia (fracción de un virus, microorganismo) en el organismo, que reacciona frente a ella creando anticuerpos. El tipo de vacunas o la frecuencia dependen según los hábitos, la zona en donde vive.

¿Cuándo empezar a vacunar a mi perro?

El momento para iniciar la vacunación depende a la raza de cada perro, ya que los anticuerpos maternos que han atravesado la barrera placentaria al amamantar no duro demasiado y van disminuyendo poco a poco.

Hay que tener en cuenta que si el perro es vacunado prematuramente puede interferir en la eficacia de la vacuna, pero si es se hace demasiado tarde el estará desprotegido, lo que perjudicaría su salud.

Por lo general los cachorros comienzan su calendario de vacunación alrededor de la de la sexta u octava semana de vida y se les aplica un refuerzo cada dos o tres semanas hasta que estos tengan alrededor de cuatro meses, después de esto se debe realizar anualmente.

¿Cuáles son las enfermedades por las que se debe vacunar?

– La rabia: Es una enfermedad que se origina viralmente y afecta principalmente el sistema nervioso de nuestras mascotas.

El virus se puede localizar en la saliva del perro infectado y se propaga durante una mordida ya sea a otro animal o a una persona. Una vez que el virus entra al cuerpo esta viaja por el sistema nervioso periférico hasta llegar al sistema nervioso central. También se puede contagiar si la saliva entra por alguna cortada.

Los síntomas tempranos se generan con fiebre, inquietud o comportamiento alterado, salivación excesiva, conducta agresiva y pupilas dilatadas. Si el virus a estado en el cuerpo del perro por mucho tiempo se presenta temblores, convulsiones y posteriormente la muerte.

– Parvovirus: Es una de las enfermedades contagiosas más comunes entre los perros. Esta enfermedad afecta el tracto digestivo de los animales y también puede afectar el musculo cardiaco en los cachorros.

Se transmite a través de las heces de perros infectados. Debido a que el virus es muy resistente a condiciones ambientales adversas, puede permanecer en el ambiente por más de cinco meses.

Los síntomas del parvovirus pueden variar en intensidad para cada perro. Los perros adultos suelen ser un poco más resistentes a la enfermedad y es muy frecuente que no presenten síntomas notables. Por el contrario, los cachorros son altamente susceptibles y es común que mueran si se contagian de esta enfermedad.

– El moquillo: Afecta al aparato digestivo y el aparato respiratorio de los perros. En casos más graves, también puede afectar al sistema nervioso. Se puede transmitir de un perro a otro a través del contacto en el medio ambiente contaminado.

Los síntomas más comunes son la falta de apetito, fiebre, secreción en los ojos y depresión.

– Tos perruna: Es una enfermedad viral y contagiosa provocada por la bacteria Bordetella Bronchiseptica, que principalmente afecta a los perros. Afectando al sistema respiratorio y garganta, provocando tos seca.

Esta tipo de tos se genera en sitios donde habiten un gran número de perros. Esta patología se contagia por vía nasal y oral, al momento de inhalar o exhalar los agentes bacterianos.

Detectar los síntomas es muy sencillo, ya que los perros que presentan este problema tosen de manera muy continua y casi rasposa. También se producen vómitos o segregación de flemas.

Fuente: Colombia.com

Pinpet Products – Identificados con tu mascota. Amplia variedad de artículos personalizados para perros y gatos.

www.pinpet.com

Consejos para tratar el resfriado en los perros.

ALGUNOS ALIMENTOS TOXICOS PARA EL PERRO Y OTROS ANIMALES.Ojos llorosos, falta de apetito o mucosidad nasal son algunos de los síntomas que alertan a los dueños.

Siempre se ha dicho que el perro es el mejor amigo del hombre y los humanos lo consideramos un miembro más de la familia. A los canes les gusta jugar en la calle independientemente de la época en las que nos encontremos. Pero, ¿sabemos las enfermedades que puede sufrir nuestro fiel compañero, que se resfría igual que nosotros?

Durante el invierno, hay que extremar los cuidados y ojalá que no se vean expuestos a cambios de temperatura para prevenir un posible resfrío.

Cuando notes a tu perro con tos, ojos llorosos o que estornuda más de lo habitual, probablemente tenga un resfriado. No hay que alarmarse en estos casos. Hay que

mantener la calma y estar pendiente si está con falta de apetito o tiene pocas ganas de jugar.

Como nos ocurre a los humanos, cuando los perros están resfriados también tienen dificultades para respirar. La congestión y la secreción nasal son el síntoma inequívoco. También, tendremos que tener en cuenta la temperatura del perro, que en estado normal es de 38ºC y 39ºC.

El sitio Diario Información elaboró una lista de cómo aliviar a los canes:

Hay que tener en cuenta que todos los perros pasan por resfriados. Una vez vistos los síntomas se deben  tomar ciertas medidas.

  1. No agobiarlo, dejar que el perro esté tranquilo.
  2. No obligarlo a salir a la calle, si el perro no quiere o las condiciones climatológicas no ayudan.
  3. Evitar el contacto con otros perros.
  4. Mantener al perro caliente la mayoría del tiempo.
  5. Hidratar al perro en todo momento. En caso de que se resista, insistir.
  6. Alimentarlo. Aunque el perro lógicamente tenga menos apetito, debemos insistir en que coma.
  7. Si pasados unos días los síntomas siguen presentes, lo mejor será acudir al veterinario para que nos diga un diagnóstico más exhaustivo y si es necesario que le recete medicamentos.

FUENTE: http://www.24horas.cl/tendencias/cienciaysalud/consejos-para-tratar-el-resfriado-en-los-perros-1990667

¿Te atreves a cocinar para tu perro?

COCINAR PARA TU PERROEn Reino Unido y Estados Unidos existe un movimiento muy extendido que defiende la alimentación natural para perros. Hay dos corrientes: los que abogan por la comida cruda y los que como Gemma Knowles, autora del libro Cocina sana para tu perro, ¡No más piensos! (Esfera), son más partidarios de cocinar la comida de los canes ligeramente. Su experiencia como vicepresidenta de la Fundación Trifolium y su labor en Canópolis, un singular refugio para animales abandonados en El Garraf (Barcelona), han ayudado a Knowles a darse cuenta de que el dicho «somos lo que comemos» también es aplicable a los perros.

NUTRIENTES BÁSICOS

Los canes necesitan tres grupos de elementos nutricionales: hidratos de carbono, proteínas y grasas. Pese a que hay distintas teorías sobre las cantidades de cada uno de los nutrientes, la recomendación de la autora es que un 70-85% de los alimentos que ingieran sean carne, vísceras y huesos. La carne fresca proporciona las grasas necesarias que aportan vitaminas y ácidos grasos a los perros, esenciales para el estado óptimo de la piel y el pelaje.

Los perros son una de las especies con mayor capacidad de adaptación, son depredadores, por lo que el consumo de proteínas les ayuda a crear células, hormonas, ligamentos, tendones y encimas. A la hora de seleccionar la carne es necesario tener en cuenta que sea lo más natural posible. Una buena opción es adquirirla en una carnicería tradicional, donde el dueño pueda ver el corte y elegir el tipo que ofrecerá a su amigo. Las de los supermercados suelen contener más aditivos y grasas.

Los pescados como el atún, la caballa, las sardinas, el salmón y la merluza, entre otros, también son una buena fuente de proteína para los canes. Además, los pescados azules, tanto frescos como enlatados, son ricos en omega-3 y vitamina D, necesarios para la buena salud del animal. Si la cantidad fuera insuficiente la alternativa que plantea Gemma Knowles es adquirir perlas de aceite de hígado de bacalao destinadas al consumo humano, perforarlas y mezclarlas con su comida. También pueden comer huevos, aunque aquí la autora del libro recomienda que su consumo sea moderado porque pueden ser fuertes para su hígado.

Los hidratos de carbono también son importantes, pero no en cantidades muy grandes. Si el porcentaje más elevado de nutrientes que se incluyen en la dieta del perro son carbohidratos, éstos engordan.

Cuando los perros cazaban lo primero que se comían eran los órganos de sus presas, donde se encuentra la mayor cantidad de sangre y alimentos vegetales. Los glúcidos predigeridos de las piezas ayudaron a desarrollar tolerancia a dichos nutrientes. Para imitar esa condición es fundamental que los carbohidratos se sometan a un proceso de precocinado, sino los perros no podrán digerirlos. La fundadora de Canópolis recomienda la avena en copos, al ser baja en gluten favorece la mucosa intestinal y aporta vitamina B. Aunque sin duda la experta reconoce que los mejores hidratos de carbono para los perros son las frutas(0-5% de su ingesta diaria) y verduras (5-15% de su menú). Siempre es preciso tener en cuenta que cítricos, pimientos, cebollas, berenjenas y repollo son indigestas y pueden irritar su intestino. Para Knowles las verduras que mejor les sientan son: espinacas, tomate, calabacín, espárragos, nabos y tomates. Por su parte, las frutas más digestivas son las manzanas y las peras.

FIELES A SUS INSTINTOS

La especialista añade que los animales son inteligentes y que a pesar de ser domésticos mantienen sus impulsos, de ahí que de vez en cuando los perros coman hierba. Según la experta hay que dejarles hacerlo. Para ellos es una forma de purgarse, nutrirse y obtener fibra. El único problema es que la de la ciudad no está exenta de pesticidas ni de fertilizantes químicos, por tanto es mejor que lo hagan en el campo.

A los perros les encanta roer huesos. La vicepresidenta de Trifolium afirma que se les debe permitir hacerlo, porque es muy beneficioso para su salud dental y previene enfermedades como la gingivitis y el exceso de sarro.

Knowles apunta que la cantidad de alimento varía en función del perro. Cada dueño tendrá que observar a su mascota para ajustar su dieta a sus requerimientos (edad, ejercicio, peso, enfermedades…), en caso de duda lo mejor es consultar a un experto.

La terapia con perros en un ensayo clínico.

perroterapiaLa terapia con perros en un ensayo clínico.

Expertos del Hospital General de Villalba están realizando un ensayo clínico pionero en el mundo para demostrar los beneficios de la terapia asistida con perros en pacientes pediátricos que presentan síndrome de intestino irritable y dolor abdominal sin causas orgánicas, patologías muy relacionadas con situaciones de estrés en el ámbito familiar y escolar.

En concreto, el ensayo se está realizado en niños de entre 8 y 12 años que presentan las citadas patologías y que suelen tener problemas de rendimiento escolar, baja autoestima y ansiedad personal o familiar. «Nuestra hipótesis es que la terapia asistida con animales, en este caso con perros, puede mejorar la calidad de vida de estos pacientes reduciendo el número de episodios de dolor y/o su intensidad», ha explicado el pediatra digestivo del Hospital General de Villalba e investigador principal del proyecto, Miguel Ángel Carro.

Los animales participantes en el ensayo son perros que han sido recogidos de la calle y, posteriormente, adiestrados para este fin por la asociación Afecto Animal. Estos animales se caracterizan por estar sanos, ser tranquilos y estar acostumbrados a tratar con niños. En este sentido, el ensayo se desarrolla mediante sesiones semanales de 45 minutos a las que acuden grupos de tres o cuatro niños junto con sus padres. Los únicos criterios de exclusión son la alergia al epitelio de perro, tener fobia a los canes o tener ya un perro en casa.

Ayuda a reducir fobias

«Una vez en la sesión, los pacientes y sus padres son escuchados y atendidos, pudiendo los especialistas identificar problemas de socialización o estrés. Además, al participar en una actividad no competitiva junto a otros niños con su mismo problema los pacientes consiguen mejorar sus relaciones sociales, sin olvidar que, como es conocido,

los animales ayudan a reducir las fobias y el estrés en los niños, y que la misma ilusión de venir a interactuar con los perros funciona como un hecho distractor que también reduce el estrés», ha comentado el jefe del Servicio de Pediatría del Hospital General de Villalba, Iván Carabaño.

Los niños que pueden beneficiarse de este tipo de terapia suelen ser perfeccionistas, con muy buen rendimiento escolar y un alto grado de madurez y sentido de la responsabilidad. Además, en ocasiones el dolor se presenta como consecuencia de determinados acontecimientos estresantes como, por ejemplo, una separación familiar, problemas en sus relaciones con otros niños o problemas en el colegio.

«El estrés en los niños, que tiene una clara influencia en esta patología, está frecuentemente infravalorado y suele pasar desapercibido. Los más pequeños tienen una vivencia particular de su entorno y no siempre exteriorizan sus sentimientos, siendo frecuentes quejas somáticas como dolor abdominal, de cabeza o piernas», ha zanjado Carabaño.

Fuente: http://www.elmundo.es/salud/2016/03/08/56dedc07ca47414e118b457c.html

Ocho frutas para compartir con los perros.

frutas para perrosLa mayoría son ricas en vitaminas y fibras. Cuál es la porción indicada de cada una?

Cualquier perro que tenga acceso al interior del hogar, seguro que a la hora de comer se sienta junto a la mesa, pone los ojos en modo ternura y espera con el deseo de que en algún momento alguien se apiade de él y comparta una porción de su alimento.
Más allá de las ganas de gratificar su deseo, no todos los alimentos están permitidos; el chocolate, la cebolla e incluso las cerezas o las uvas podrían afectar el normal funcionamiento de su organismo.
Sin embargo, existen otros que sí están permitidos, que tienen beneficios para su salud y hasta un efecto refrescante en esta época del año. Eso sí, se debe tener cuidado con algunas porciones.

Manzanas

Son una fuente de potasio, fibra, fitonutrientes, flavonoides y vitamina C. Hay que tener cuidado de no darle el núcleo o las semillas, que poseen arsénico. Un buen tamaño es la mitad de una rodaja.

Banana

Otra gran fuente de potasio y carbohidratos. No deben comer la cáscara y con 2,5 centímetros es suficiente.

Moras

Fuente de antioxidantes (antocianinas), polifenoles, taninos, fibra, manganeso, ácido fólico y ácidos grasos omega- 3 . Además poseen un alto contenido en vitaminas C , K, A y E. Porción: 2 o 3 moras es un buen regalo.

Arándanos

Este fruto es rico en antioxidantes, selenio, zinc y hierro, como también en vitamina C, E, A y complejo B. Porción: 2 o 3.

Melón

Es una gran fuente de vitaminas A, complejo B, C, además de fibra, beta-caroteno, potasio, magnesio, tiamina, niacina, ácido pantoténico y ácido fólico. Un pedacito, un cuadradito de 3cm. cuadrados, es suficiente.

Arándanos agrios (cranberries)

Entre sus atributos se encuentran la vitamina C, fibra y manganeso, que ayudan a combatir las infecciones del tracto urinario, además de los saldos de ácido-base en el cuerpo del perro. Lo ideal es dárselos en compota, mezclado con su alimento.

Kiwi

Rico en fibra, potasio y con un alto contenido de vitamina C. Con media rebanada ya tiene la dosis necesaria.

Naranja

Fibras, potasio, calcio, ácido fólico, hierro, flavonoides, fitonutrientes, vitaminas A, C , B1 y B6. La mitad es un buen tamaño, se deben quitar la cáscara y las semillas. Se debe tener cuidado ya que puede causar malestar si el pedazo es demasiado grande en proporción del estómago.
Fuente:
http://www.infobae.com/2016/02/01/1786477-ocho-frutas-compartir-los-perros