Tu estrés podría estar afectando a tu perro.

Un estudio enfocado en la personalidad de varios perros y sus amos, así como de sus niveles de cortisol, ha concluido que el estrés a largo plazo en los dueños de perros tiene un efecto directo sobre sus mascotas.

Foto: iStock

El contagio emocional y el reflejo de estados de ánimo entre dos o más individuos es un fenómeno que comúnmente puede apreciarse en distintas especies de animales sociales. En estas especies donde los individuos pasan gran parte del tiempo juntos, cada uno de ellos está continuamente expuesto a factores estresantes compartidos y que podrían afectar de igual manera a los distintos integrantes del grupo.

Además, dentro del rango de emociones que comparten los animales, se ha sugerido que el estrés es especialmente contagioso cuando se trata de individuos de la misma especie. Por ejemplo se ha demostrado que, cuando alumnos tienen maestros que experimentan altos niveles de estrés, estos primeros son susceptibles de presentar concentraciones más altas de cortisol -la hormona liberada ante un estímulo estresante- en el organismo.

Sin embargo el contagio emocional no solo se da entre individuos de una misma especie, sino que también se ha demostrado que puede darse entre sujetos de especies diferentes, por ejemplo, entre perros y humanos.

Una relación más cercana de lo esperado

Los perros y los humanos son dos especies sociales que comparten una relación interespecífica única como resultado de vivir en una estrecha asociación durante al menos unos 15.000 años. Como resultado de siglos de evolución el vínculo que se desarrolla entre un perro y su amo puede ser muy estrecho. Y en este sentido, gracias a las investigaciones científicas realizadas en los últimos años sabemos que. por ejemplo, los perros son capaces de detectar un ataque epiléptico o distinguir la voz de su dueño en medio del bullicio.

Ahora una nueva investigación liderada por Lina S.V. Roth del departamento de física, química y biología de la Universidad de Linköping va un paso más allá, demostrando que el estrés a largo plazo en los dueños de perros tiene un efecto directo sobre sus mascotas que se asocia con mayores niveles de estrés en estas. Los resultados del estudio titulado Long-term stress levels are synchronized in dogs and their owners y que implicó a 58 perros y sus respectivos dueños, han sido publicados recientemente en la revista Nature.

Para llevarlo a cabo, Roth y sus colegas midieron la concentración de cortisol en el cabello de 33 perros pastores de Shetland y 25 Border Collies así como el de sus amos para determinar sus niveles de estrés durante un año. Los científicos encontraron que cuando los niveles de cortisol hallados en humanos fueron altos, también se incrementaban en sus mascotas y especialmente al tratarse, en el caso de los perros, de hembras.

Esto sugiere que los niveles de estrés podrían haberse sincronizado en los perros y sus dueños, algo que se observó indistintamente en verano como en invierno, lo que sugiere que las fluctuaciones estacionales en los niveles de cortisol no afectaron la sincronización del estrés.

Los perros se parecen a sus dueños

Los autores también solicitaron a los propietarios que completaran un cuestionario que evaluaba rasgos como la excitabilidad, la capacidad de respuesta al entrenamiento o ante una agresión o el temor en los perros. Un segundo cuestionario también evaluó tanto los rasgos de personalidad como la extraversión, la amabilidad o el neuroticismo de los dueños.

Los investigadores descubrieron que las personalidades de los perros -según la clasificación de sus dueños- no tenían ninguna relación con los niveles de cortisol hallados en el cabello de sus dueños. Sin embargo, ciertos rasgos de la personalidad de los dueños como el neuroticismos si que se relacionaron con un aumento en los niveles de cortisol de los perros. «Esto sugiere que los perros pueden reflejar el nivel de estrés de sus dueños en lugar de que los dueños respondan al estrés en sus perros» declara Roth. Los hallazgos proporcionan más evidencias sobre la estrecha relación entre humanos y perros, y también pueden ser relevantes para mejorar el bienestar de nuestros amigos caninos en el futuro», concluye.

Fuente: https://www.nationalgeographic.com.es/naturaleza/tu-estres-podria-estar-afectando-a-tu-perro_14374

Accesorios personalizados para mascotas. http://www.pinpet.com

Qué quieren decir los perros a través de su comportamiento.

Consejos para mascota equilibradaLa comunicación comienza con la comprensión. Acciones como jadear, ladrar o cavar esconden un mensaje. Cómo descifrar su significado.

¿Por qué el perro hace lo que hace? Muchas de sus actitudes tienen una explicación y entenderlas es vital para entender qué le pasa al mejor amigo, a ese miembro de la familia que –aunque tenga cuatro patas– también se comunica.
Según César Millán, el famoso «encantador de perros», estos son los comportamientos caninos más habituales y su explicación:

Mordidas

Al igual que en los cachorros humanos, los perros jóvenes mordisquean sus juguetes y otros objetos para calmar el dolor del proceso de dentición. Pero si el que muerde sillones o zapatos es un perro adulto, puede ser una señal de ansiedad. Naturalmente los perros viven en manada y, cuando son dejados mucho tiempo solos, sufren porque extrañan a la familia y lidian con eso clavándole la dentadura al mobiliario. Ahora, cuando el perro muere a una persona, puede ser un acto de hostilidad o una reacción ante el miedo, los nervios o por sentirse acorralado. Morder a una persona es un reflejo del estado emocional del perro y, si una mascota se vuelve hostil, es importante consultar con el veterinario.

Ladrido

El ladrido es el principal medio de comunicación de los perros. Por naturaleza, lo hacen para alertar de un posible peligro o avisar que alguien acaba de llegar. Estar atento al ladrido –y a qué le ladra el animal– puede aportar información valiosa.

Pozos

Los perros cavan por instinto: llevan siglos de estar programados genéticamente para esconder la comida bajo tierra y para buscar bajo la superficie pequeñas presas, como roedores. Además, hacen, en épocas de calor, suelen hacer agujeros y acostarse dentro como una forma de procurarse fresco y protección.

Jadeo

Los perros solo sudan a través de las almohabillas en sus pies, por lo que jadear es para ellos una forma de regular la temperatura corporal, eliminando calor a través de la boca. El jadeo también es una forma de reducir el dolor.

Saltitos

El salto, que muchas veces parece un gesto entusiasta y de alegría, una señal de juego, es uno de los comportamientos más engañosos. Porque, aún cuando parece que el animal está alegre, en realidad está intentando demostrar que es dominante por sobre el humano ante el cual salta. Premiar este comportamiento como si fuera un gesto de afecto solo lo refuerza.
Fuente :http://www.infobae.com/2015/10/12/1761328-que-quieren-decir-los-perros-traves-su-comportamiento

¿Qué les causa temor a los perros? Conoce el por qué…

 

El primer año del perro es crucial para determinar su carácter en el futuro. Todas las experiencias que pasa el animal desde el momento en que nace van a tener resultados negativos o positivos. Un perro que sea removido de su camada muy temprano (antes de los tres meses), que haya sido maltratado o abandonado durante ese primer año de vida es más propenso a convertirse en un perro agresivo o temeroso. También hay perros que genéticamente vienen con una predisposición a tener un carácter temeroso.

Por otro lado, hoy día es común el abandono de perros adultos por personas que se quedan sin trabajo y se tienen que mudar de Puerto Rico o simplemente no los pueden abandonar. Muchos de estos perros pasan de vivir una vida cómoda en la que todo se le provee a tener que adaptarse a sobrevivir en la calle. Esto significa: conocer lo que es un carro, los diferentes ruidos, las personas intolerantes a las mascotas, otros animales que puedan abusar de él y buscar comida en los zafacones.

El resultado, en la mayoría de los casos, de los perros que han crecido en un hogar estable y terminaron en las calles es un carácter temeroso. Los perros pueden manifestar los miedos con agresividad o escondiéndose y evadiendo hasta las miradas.

Toma meses y a veces años rehabilitar un perro temeroso. Lo más importante es la tolerancia, paciencia y rutina para crearle seguridad y estabilidad al perro. En la mayoría de los casos, dependiendo de cuan grave sea el caso y el tiempo que tenga la persona para dedicarle, logran tener una vida normal aunque muy pocos llegan a superar el miedo un 100%.

A continuación algunos consejos para las personas que tienen un perro rescatado con carácter temeroso:

  -Si le tiene miedo a las personas, dale la comida de la mano las primeras semanas o meses.

Puedes dividir la porción de comida que le vayas a dar y le das mitad en tu mano y la otra mitad en su plato. Para que coja confianza en ti.

– Cuando ya tenga confianza en ti, le vas a pedir que se siente y le das la comida de la mano únicamente cuando lo haga.

No lo regañes ni uses la palabra NO. Simplemente refuerza las buenas acciones. Una vez se siente cuando le pidas, ve aumentando el repertorio de comandos y le enseñas a acostarse, quedarse, dar la patita, etc. Ten en cuenta que te puede tomar meses o años lograrlo. Tener un vocabulario en común lo ayudará a tener más confianza en ti.

-Evita regañarlo

Regañar a un perro inseguro con un tono de voz fuerte puede hacer que regrese al punto original de inseguridad. Mejor evita incidentes que no te agraden. Por ejemplo, si no quieres que te muerda los zapatos, guárdalos. Si no quieres que haga necesidades fuera de lugar, créale una rutina y evita que esté suelto por la casa.

-No lo trates con pena

Tratar a un perro inseguro con pena es igual a reforzar positivamente su inseguridad. En momentos donde muestre más miedo mándalo a sentar o dale comandos que él conozca para que desvíe su atención.

-Sácalo a pasear todos, todos, todos los días

Durante el paseo estarán la mayoría de las cosas que le pueden dar miedo a un perro: carros, sombras, ruidos, personas… A principio será difícil pero llévale golosinas para darle por el camino. Preferiblemente sácalo a pasear cuando tenga hambre para que muestre interés en ti y en la comida que le puedas dar durante el paseo.

La autora es entrenadora de perros en Lucky Pet. Para información visita www.luckypetpr.com

Fuente: http://www.elnuevodia.com/estilosdevida/hogar/nota/quelescausatemoralosperros-2081271/

Cuidado de animales: ¿Cómo evitar tener perros peligrosos?

PERRO CON RABIA¿Por qué atacan los perros? Para el jefe de la Policía Canina del Perú, Carlo Villacorta, no hay perro malo, sino ‘mal educado y mal encaminado’. Afirmó que hasta las razas más violentas llegan a obedecer a su amo.

Afirmó que el temperamento del animal puede ir controlándose de acuerdo al trato que reciba de su dueño. “Los perros descienden de los lobos. Si les dan hueso o carne los hacen regresar a su origen, entonces serán más agresivos”, explicó.

RECOMENDACIONES

-Cuando salga a caminar, el perro nunca debe ir delante de usted. Siempre al costado o detrás.

-Mírelo de arriba para abajo, con autoridad. No se ponga a su nivel.

-Siempre salga y entre a casa delante de él.

-Aliméntelo después de usted. Los perros se rigen por un orden jerárquico que no se debe alterar.

-Corrija en su momento. El perro no sabe de pasado ni de futuro.

-No deje a niños con perros, ni gatos cerca. Nunca se sabe cómo reaccionará un animal.

Por: Tábatha Paredes

¿Por qué los gatos no son tan dóciles como los perros?

Gato

Los gatos nunca se han caracterizado por ser la mascota más cariñosa del mundo. A diferencia de los perros, los gatos son más independientes, autónomos y menos dóciles.

Según Wes Warren, profesor de genética de la universidad de Washington, los gatos son solamente semi-domésticos, es decir, que conservan una parte de animal salvaje, tal y como declara en una entrevista en ‘Quartz’. ¿Quieres saber por qué?

Warren y su equipo de investigación descubrieron que había una diferencia entre los patrones de ADN de los gatos domésticos y de los salvajes como por ejemplo la gracia y la docilidad. Estos son los genes que influyen en comportamientos como la búsqueda de recompensas y el miedo.

La diferencia, según este estudio, estima que comenzó hace unos 9.000 años, cuando los humanos comenzaron a cultivar y a descubrir la agricultura. Por las poblaciones de roedores que se acercaban a las cosechas, los gatos salvajes comenzaron a interactuar con los humanos.

La hipótesis que Warren sostiene es que, al mantener los gatos bajo control a los roedores, los humanos alimentaban a los gatos para que se quedaran cerca de la cosecha. Así es como comienzan los hombres a interactuar con los gatos, y así es como los gatos comienzan a hacerse dóciles.

Pero lo curioso es que los gatos domésticos todavía mantienen unas característicaspropias de un animal salvaje: la amplitud del rango de audición (detectan con esto el movimiento de su presa), conservan su visión nocturna y la capacidad de digerir alimentos ricos en proteínas (dietas altas en grasa). Esta última característica significa que, a diferencia de los perros, los genes de los gatos no han evolucionado para que sean dependientes de los seres humanos por la comida.

¿POR QUÉ LOS GATOS SIGUEN SIENDO SALVAJES?

Sobre todo porque las poblaciones de gato doméstico se han cruzado con los gatos salvajes. Además, el auge sobre la creación de nuevas razas de gatos extraños, comenzó hace apenas 200 años.

¿Tú que opinas? ¡Déjanos tus comentarios abajo!

Fuente: europapress.es/