Cuándo puede ser peligroso que te chupe tu perro.

Una de las mejores cosas de tener los perro es que son muy cariñosos. Es casi como si pudieran sentir cuándo estamos tristes o deprimidos, y siempre intentan compensarlo con algún beso de más. Pero aunque tengan buenas intenciones, esos besos, bueno, lametones, no siempre son buenos para nuestra salud.

Desafortunadamente, esto es lo que le ocurrió a una mujer de Ohio que contrajo una rara infección después de que su perro le lamiese un rasguño y tuviesen  que acabar amputándole las piernas y las manos. Las bacterias de la boca del perro se propagaron por su cuerpo a través de una herida abierta, y lo mismo podría sucederte a ti si un perro, gato u otro animal te muerde o te araña.

Así que, ¿deberías preocuparte cada vez que un perro o un gato de te un lametón? Esto es lo que necesitas saber para estar a salvo.

Cuando preocuparse por el lametón de un perro

Si te parases a pensar en todo lo que un perro lame o se lleva a la boca (basura de la calle, agua sucia, extrementos…) no querrías que te restregase la lengua por la cara. Pero según Pritish Tosh, especialista en enfermedades infecciosas de la Clínica Mayo, en la mayoría de los casos no habrá problema. “¿Puede ser dañino que tu perro te lama la cara? Probablemente no”, dijo en un vídeo publicado por la clínica, pero es mejor mantenerlos lejos de cualquier herida.

Como ocurre con los humanos, las bocas de los perros están continuamente llenas de bacterias. De hecho, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) descubrieron que hasta el 74 por ciento de los perros presentan Capnocytophaga (la bacteria que infectó a la mujer de Ohio) en sus bocas en algún momento dado, porque forma parte de su microbioma natural. Pero esto no supone un problema para la mayoría de las personas, y coger una enfermedad por el lamido de un perro es muy raro. Los grupos con mayor riesgo de enfermar por esta bacteria son aquellos que tienen un sistema inmune más débil (los ancianos, las embarazadas, las personas con cáncer, los que beben mucho alcohol, los que han perdido el bazo o los que toman ciertos medicamentos como esteroides) dicen los CDC.

Señales de que has sido infectado

Los signos y síntomas de una infección por Capnocytophaga que ha sido transmitida por un perro, generalmente aparecen tras tres o cinco días del lametón, pero los CDC dicen que podría ocurrir en el plazo de un día o incluso hasta 14 días después. Y la gente que tiene gatos tampoco se libra: la Capnocytophaga también puede propagarse si un gato lame una herida abierta o muerde a alguien.

Según los CDC, hay una gran variedad de síntomas o signos de que se ha producido una infección, entre los que se incluyen::

  • Ampollas cerca de la mordedura a las pocas horas de haber ocurrido
  • Enrojecimiento, hinchazón, pus o dolor en la herida de la mordedura.
  • Fiebre
  • Diarrea y/o dolor de estómago
  • Vómitos
  • Dolor de cabeza y/o confusión
  • Dolor muscular o articular

Si notas alguno de estos síntomas, busca atención médica de inmediato, porque la infección por Capnocytophaga puede tener complicaciones mucho más graves, como pueden ser un ataque cardíaco, una insuficiencia renal o gangrena, que acabaría requiriendo la amputación de ciertas extremidades, como le ocurrió a la mujer de Ohio. De nuevo recordamos que infectarse así es muy raro, pero cuando sucede, 3 de cada 10 personas afectadas mueren en el proceso. En la mayoría de los casos, y si se detecta a tiempo, solo hace falta un tratamiento con antibióticos para conseguir una plena recuperación.

Cómo prevenir una infección

Nos han enseñado desde pequeños que una mordedura de perro puede ser peligrosa, sobre todo porque pueden transmitir la rabia, pero nunca nadie nos advirtió que un lametón también podía traernos problemas. Así que tómate esto muy en serio: nunca dejes que un perro o un gato de laman una herida, por muy pequeño que sea el arañazo en cuestión.

Incluso aunque tengas un sistema inmune a prueba de bombas, si tu mascota te lame una herida abierta, lávatela con agua y jabón de inmediato, solo para estar seguro, y estate atento ante cualquier síntoma de infección. Si algo parece fuera de lo común, comunícate con tu médico de inmediato.

Fuente: https://es.gizmodo.com/cuando-puede-ser-peligroso-que-te-chupe-tu-perro-1837065774,

Elizabeth Yuko

Y recuerda, tener siempre a tus mascotas identificadas por si se te pierden. Visita nuestra web en Pinpet.com

placas para perros, collares para perros con nombre y teléfono
placas para perros, collares para perros con nombre y teléfono

Tu estrés podría estar afectando a tu perro.

Un estudio enfocado en la personalidad de varios perros y sus amos, así como de sus niveles de cortisol, ha concluido que el estrés a largo plazo en los dueños de perros tiene un efecto directo sobre sus mascotas.

Foto: iStock

El contagio emocional y el reflejo de estados de ánimo entre dos o más individuos es un fenómeno que comúnmente puede apreciarse en distintas especies de animales sociales. En estas especies donde los individuos pasan gran parte del tiempo juntos, cada uno de ellos está continuamente expuesto a factores estresantes compartidos y que podrían afectar de igual manera a los distintos integrantes del grupo.

Además, dentro del rango de emociones que comparten los animales, se ha sugerido que el estrés es especialmente contagioso cuando se trata de individuos de la misma especie. Por ejemplo se ha demostrado que, cuando alumnos tienen maestros que experimentan altos niveles de estrés, estos primeros son susceptibles de presentar concentraciones más altas de cortisol -la hormona liberada ante un estímulo estresante- en el organismo.

Sin embargo el contagio emocional no solo se da entre individuos de una misma especie, sino que también se ha demostrado que puede darse entre sujetos de especies diferentes, por ejemplo, entre perros y humanos.

Una relación más cercana de lo esperado

Los perros y los humanos son dos especies sociales que comparten una relación interespecífica única como resultado de vivir en una estrecha asociación durante al menos unos 15.000 años. Como resultado de siglos de evolución el vínculo que se desarrolla entre un perro y su amo puede ser muy estrecho. Y en este sentido, gracias a las investigaciones científicas realizadas en los últimos años sabemos que. por ejemplo, los perros son capaces de detectar un ataque epiléptico o distinguir la voz de su dueño en medio del bullicio.

Ahora una nueva investigación liderada por Lina S.V. Roth del departamento de física, química y biología de la Universidad de Linköping va un paso más allá, demostrando que el estrés a largo plazo en los dueños de perros tiene un efecto directo sobre sus mascotas que se asocia con mayores niveles de estrés en estas. Los resultados del estudio titulado Long-term stress levels are synchronized in dogs and their owners y que implicó a 58 perros y sus respectivos dueños, han sido publicados recientemente en la revista Nature.

Para llevarlo a cabo, Roth y sus colegas midieron la concentración de cortisol en el cabello de 33 perros pastores de Shetland y 25 Border Collies así como el de sus amos para determinar sus niveles de estrés durante un año. Los científicos encontraron que cuando los niveles de cortisol hallados en humanos fueron altos, también se incrementaban en sus mascotas y especialmente al tratarse, en el caso de los perros, de hembras.

Esto sugiere que los niveles de estrés podrían haberse sincronizado en los perros y sus dueños, algo que se observó indistintamente en verano como en invierno, lo que sugiere que las fluctuaciones estacionales en los niveles de cortisol no afectaron la sincronización del estrés.

Los perros se parecen a sus dueños

Los autores también solicitaron a los propietarios que completaran un cuestionario que evaluaba rasgos como la excitabilidad, la capacidad de respuesta al entrenamiento o ante una agresión o el temor en los perros. Un segundo cuestionario también evaluó tanto los rasgos de personalidad como la extraversión, la amabilidad o el neuroticismo de los dueños.

Los investigadores descubrieron que las personalidades de los perros -según la clasificación de sus dueños- no tenían ninguna relación con los niveles de cortisol hallados en el cabello de sus dueños. Sin embargo, ciertos rasgos de la personalidad de los dueños como el neuroticismos si que se relacionaron con un aumento en los niveles de cortisol de los perros. «Esto sugiere que los perros pueden reflejar el nivel de estrés de sus dueños en lugar de que los dueños respondan al estrés en sus perros» declara Roth. Los hallazgos proporcionan más evidencias sobre la estrecha relación entre humanos y perros, y también pueden ser relevantes para mejorar el bienestar de nuestros amigos caninos en el futuro», concluye.

Fuente: https://www.nationalgeographic.com.es/naturaleza/tu-estres-podria-estar-afectando-a-tu-perro_14374

Accesorios personalizados para mascotas. http://www.pinpet.com

¿Puede mi perro comer la misma comida que yo?

Probablemente, en más de una ocasión, has querido compartir parte de tu comida con el perro (o el gato). ¿Quién puede resistirse a esa mirada pidiendo un poco de los espaguetis de nuestro plato? Pero cuidado con lo que se le da a nuestra mascota. En ocasiones, decir «no» es lo mejor. Y es que algunos alimentos que son seguros para las personas, para ellos son perjudiciales, pueden ser tóxicos y causarles causarles problemas.

Los veterinarios recuerdan que dar alimentos fuera de la dieta recomendada puede provocar problemas digestivos o de obesidad a corto plazo. A finales de 2018, el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia (ICOVV) advertía que durante las navidades «aumenta de forma considerable el número de consultas en perros por problemas digestivos», causados por la ingesta de alimentos con exceso de grasa (una sustancia que los animales no digieren bien) o tóxicos para las mascotas. Según los expertos, la mayoría de las consultas están relacionadas con ofrecer los mismos alimentos que consumen los humanos.

¿Cuál es la mejor manera de alimentar a un perro?

Los perros son en gran parte carnívoros que comen algunos alimentos vegetales. Cada animal tiene necesidades nutricionales distintas, según la etapa de vida en la que se encuentra (cachorro, adolescente, adulto, embarazado, adulto mayor), su salud, el tamaño, la raza o el nivel de ejercicio. La mejor manera de garantizar que el perro recibe la nutrición adecuada es usar un alimento comercial completo y de alta calidad. El veterinario puede aconsejar y recomendar cuál es la mejor opción para una dieta que cubra todas las necesidades.

De vez en cuando se puede combinar la alimentación a base piensos con otros alimentos. El arroz con pollo no le hará daño, pero con moderación, o verduras hervidas como garbanzos, zanahorias o espinacas. No es recomendable dar de picar de nuestra comida porque los extras son los que engordan. Las chuches para perros también están bien siempre que se den de manera racionada.

Debe prestarse atención a algunos productos de carne cruda comercializada como alimentos para mascotas porque contienen conservantes que pueden ser perjudiciales. Según la ASCPA, se han descrito algunos incidentes relacionados con la inocuidad de los alimentos para mascotas y la deficiencia de tiamina inducida por el conservante de sulfito, que puede ser perjudicial.

Es importante, por otro lado, no sobrealimentar al animal para no tener mascotas obesas. Los expertos aconsejan que los perros adultos coman al menos dos veces al día, o bien que lo hagan una pero siempre a la misma hora. En cuanto al agua, debe estar disponible en todo momento.

Los 11 alimentos que es mejor que no coma el perro

Una buena alimentación no significa dar de todo y en mucha cantidad. Si bien es cierto que los perros son glotones y se lo comerían casi todo, consentirlos y satisfacer sus caprichos no es bueno para ellos. Una buena alimentación significa darles los nutrientes que necesitan en las cantidades justas y evitar aquellos alimentos que pueden perjudicarles. Estos son, según una lista elaborada por la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (ASPCA), algunos de los alimentos que es mejor evitar:

  1. Chocolate y café. El chocolate se encuentra en la parte superior de la lista de alimentos prohibidos para perros. Las semillas de cacao y el fruto de la planta que se usa para hacer café contienen metilxantinas, unas sustancias que pueden causar vómitos y diarrea, sed excesiva, temblores y ritmo cardíaco anormal. El chocolate, además, contiene teobromina, que no es perjudicial para los humanos pero es tóxica para los perros. Se encuentra en todo tipo de chocolate, pero más en el negro. Mejor guardar los dulces para uno mismo.
  2. Leche y productos lácteos. El simple gesto de dar al perro o al gato una pastilla enrollada en un trozo de queso puede ser peligroso. Los perros no están preparados para procesar productos lácteos procedentes de vacuno. Carecen de la enzima que les permite descomponer el azúcar de la leche. Muchos perros son, además, intolerantes a la lactosa. Los productos lácteos les pueden provocar diarrea y enfermedades gastrointestinales. El alto contenido en grasa, además, les puede conducir a sufrir pancreatitis.
  3. Carne y huesos. La carne cruda puede contener bacterias como Salmonella y E.coli, con capacidad para provocar intoxicaciones alimentarias. Por otro lado, dar de comer huesos a un perro puede parecer algo incluso una opción natural. Pero esto no es así. Las mascotas pueden ahogarse con los huesos e incluso sufrir lesiones graves en caso de que se astillen y queden alojados en el tracto digestivo. Así que, ante la tentación de darle un hueso al perro para que esté un rato entretenido, es mejor optar por un juguete para este fin.
  4. Cítricos. O partes de los cítricos como cáscaras, semillas, tallos e incluso hojas. Estas partes contienen ácido cítrico, aceites esenciales que pueden irritar el sistema nervioso central. Es verdad que estos efectos aparecen en el caso de una ingesta en cantidades significativas. Sin embargo, a dosis pequeñas, como la ingesta de una mandarina, a pesar de que no les cause problemas significativos, sí que les puede provocar malestar estomacal.
  5. Uvas y pasas. Se sabe que ambas contienen una sustancia, aunque desconocida, que puede causar insuficiencia renal.
  6. Cebollas y ajos. Además de provocar mal aliento, estos alimentos, a los que son especialmente susceptibles los gatos, pueden destruir los glóbulos rojos y provocar anemia. En dosis pequeñas puede causar problemas graves, y en cantidades elevadas puede derivar en envenenamiento. Los síntomas pueden incluir debilidad, vómitos y falta de apetito.
  7. Frutos secos. Almendras y nueces contienen altos niveles de aceites y grasas, que pueden causar vómitos y diarrea. Las nueces de macadamia pueden provocar vómitos, temblores e hipertemia en los perros. Los signos suelen aparecer a las doce horas de la ingesta y pueden durar de doce a 48 horas.
  8. Alcohol. Las bebidas alcohólicas y alimentos que puedan contener alcohol, como los bombones de chocolate, pueden causar vómitos, diarrea, disminución de la coordinación, dificultad para respirar y temblores.
  9. Sal. Puede causar una condición llamada envenenamiento por iones de sodio que, en cantidades elevadas, puede producir micción excesiva o incluso intoxicación. Es recomendable evitar alimentos demasiado salados, como patatas fritas, palomitas de maíz o bocadillos salados.
  10. Semillas de manzana. Pueden ser tóxicas para el perro. La parte externa de las semillas contiene un químico natural que libera cianuro cuando el perro lo digiere. Con el tiempo, esto puede debilitar su sistema digestivo y envenenarlo.
  11. Aguacates. Gran parte de la controversia con este alimento y los perros gira en torno a la persina, una sustancia que los aguacates tienen en sus hojas, semillas, corteza y fruta y que puede ser tóxica en dosis altas. Pero se necesitarían muchos aguacates para que la persina cause daño. El principal riesgo viene de las semillas y los tallos, que son difíciles de digerir. Por tanto, a no ser que se tenga un árbol de aguacate en casa, no debemos preocuparnos en exceso con este alimento.

FUENTE: https://www.eldiario.es/consumoclaro/perros/Puede-perro-comer-misma-comida_0_882262092.html

Elige la correa ideal para sujetar a los perros mejor.



Ten en cuenta el tamaño y la raza de tu perrito antes de adquirir este accesorio

A la hora de salir a pasear con tu perro, el collar se convierte en un complemento indispensable, ya que con este accesorio puedes indicarle a tu animalito dónde debe hacer sus necesidades, llevarlo con tranquilidad y, por supuesto, evitar que se pierda. El doctor Juan Alvarado, de la clínica veterinaria ‘Engreídos’, explica que existen tres tipos de collares, el más adecuado dependerá del tamaño y raza del perro.

–  COLLAR DE CUERO. Es ideal para canes de compañía y de pelo corto que saben conducirse bien por la calle, sin dar tirones. Debe ser el primer collar de una mascota, pues es suave y no aprieta el cuello. Solo recuerda que entre el collar y el cuello de tu can deben caber dos dedos. Esa será la medida justa.

Collares personalizados con nombre y teléfono en pinpet.com

– COLLAR DE ALGODÓN Y NYLON, CON PECHERA. Se usa en perros pequeños y medianos (pekinés, yorkshire, shih tzu). Es uno de los más preferidos porque no hace presión y trabaja como un arnés, ya que sujeta al perro por el cuerpo.

Collares personalizados con nombre y teléfono en pinpet.com

– COLLAR DE CADENA. Usado únicamente para entrenar a perros adultos y de razas grandes, como el bull terrier, pitbull, fila brasileño. Este accesorio, también denominado ‘collar de ahorque’, permite que el animal se mantenga controlado y camine al paso de su dueño. Antes de elegirlo, es importante consultar con el veterinario o un adiestrador profesional.

+ DATOS

El perro que aprendió a sociabilizar y pasear desde cachorro con su amo, difícilmente necesitará un collar de cadena.

También recuerda que puedes personalizarlos para protegerlos en todo momento en nuestra web: www.pinpet.net

Fuente: https://trome.pe/mas-mujer/perros-elige-correa-ideal-sujetarlos-mejor-114062?foto=1;


¿Por qué a los perros les gusta lamernos la cara?

Si usted es de las personas que ama a los animales, en especial a la especie canina, ponga atención a la razón del porqué estos animales saludan lamiendo la cara de su amo y por qué no debe dejar que lo hagan.

Un estudio realizado por el doctor Leni K. Kaplan, del Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, explica que lamer es una de las maneras que tienen los perros de comunicarse entre ellos.

Por esta razón, el animal se orienta por el olfato y es posible que encuentre en la cara de su dueño un olor o un sabor familiar que lo reconforta. Además, es su forma de llamar la atención.

Aunque el gesto de los perros es de cariño y amistad, se debe saber que el hocico de estos animales está plagada de bacterias, por lo que, cuando la saliva entra en contacto con nuestra boca, nuestra nariz o nuestros ojos, la exposición a una infección es realmente alta.

Entre las enfermedades que se pueden contraer se encuentran patógenos zoonóticos, aquellos que se transmiten de animales al hombre, como las bacterias Clostridium, E. coli, Salmonella y Campylobacter.

Aunque para algunos es algo excesivo, estas enfermedades también se pueden contraer cuando los canes lamen les manos y seguido se consumen alimentos o se toca la cara.

El contacto con la piel, en cambio, supone un riesgo bajo, ya que esta no absorbe las bacterias. Eso sí, las personas con un sistema inmune vulnerable deberían evitar cualquier chupada de su perro.

Muchas personas creen que la saliva de los perros es más higiénica que la de los humanos por la capacidad de curación que tiene, pero en realidad esto es mentira, ya que estos animales en sus actividades diarias realizan cosas en las que acrecientan sus bacteria bucales.

Fuente: https://www.laprensalibre.cr/Noticias/detalle/103949/por-que-a-los-perros-les-gusta-lamernos-la-cara

foto: https://www.recreoviral.com/animales/significado-lamida-perro/

Las proteínas en la alimentación de los perros.

8664993406_1d6176051c_z

Las proteínas en la dieta de nuestros perros es de vital importancia. En los piensos de perros nos encontramos con dos tipos de proteínas, las de alta calidad que son las que cubren las necesidades esenciales de nuestro perro y las de baja calidad que son poco digestibles o deficitarias en los aminoácidos esenciales.

Las proteínas van ligadas a la parte estructural de nuestro perro como los tendones, ligamentos, piel, uñas, pelo ect , va ligada a las células que los hace crecer, reproducirse, etc y va ligado al sistema inmunológico como son los anticuerpos que son los responsables de las defensas de nuestro perro.

En el cachorro o perro joven, las proteínas son necesarias para crear y formar los nuevos tejidos, unas buenas proteínas les harán crecer correctamente, sanos y fuertes.

En los perros adultos, las proteínas sirven para mantener la piel, pelo, masa muscular, huesos, así como mantener correctamente el funcionamiento de los sistemas del cuerpo, ya sea el digestivo, el respiratorio etc.

Un pienso con una alta cantidad de proteínas es un pienso mucho más caro que un pienso con una baja cantidad de proteínas pero ¿Sabéis realmente la diferencia de precio? No basta con mirar una bolsa de pienso de alta gama por 60 euros y compararla con un bolsa de pienso de baja gama por 20 euros. ¿Realmente nos ahorramos 40 euros? No, no nos estamos ahorrando 40 euros por una sencilla razón, porque la cantidad de pienso a dar a nuestro perro diariamente de una alta gama, siempre será mucho menos que la cantidad de pienso de baja gama a dar a nuestro perro. Es decir, que vamos a gastar como el doble de comida de gama baja en el mismo tiempo, por lo tanto, vamos a gastar, por cada saco de pienso de alta gama, entre saco y medio a dos sacos de pienso de gama baja, por lo tanto, haciendo de nuevo las cuentas no nos ahorramos 40 euros, nos estamos ahorrando 20 euros por cada mismo periodo. Un saco de pienso suele durar bastante tiempo, así que ¿Merece la pena ahorrar unos 20 euros comprando un pienso que no lo alimenta, sino que simplemente le quita el hambre?

Ya hemos hablado mucho de los grandes beneficios, cara a evitar muchas enfermedades , de usar piensos de gama alta.

En cuanto a las proteínas, volver a recalcar una vez más, que ya lo he dicho en varias ocasiones, mirar siempre el tanto por ciento de las proteínas tanto de origen animal como de origen vegetal y sobre todo huir de los piensos que usen subproductos de origen animal o de origen vegetal, al menos, que lleven lo mínimo de lo mínimo.

Fuente: http://mascotas.hola.com/elminizoo/las-proteinas-en-la-alimentacion-de-los-perros/2671

La función de la cola en los perros.

cola de perro¿Sabías cómo es y cuál es la función de los rabos de los perros?

Fisiológicamente, la cola de un perro es el apéndice más posterior de la columna vertebral y se extiende más allá del cuerpo.

Claro que, no todos los perros tienen rabo largo, algunos nacen con colitis cortas y rudimentarias, mientras que a otros perros les cortan la cola poco después de nacer. En ocasiones, esto se hace por pura estética y para que el animalito luzca acorde con los estándares que los humanos han decidido imponerle a su raza. En otros casos –como en ciertos perros pastores u otras razas de perros de trabajo–, una cola larga está considerada como una desventaja, pues puede interferir con sus labores.

La estructura básica

La cola de los perros está compuesta de entre seis y 23 vértebras móviles. Estas vértebras están recubiertas por una musculatura versátil que, a su vez, tiene varios segmentos –particularmente, la punta– capaces de  movimientos finamente graduados que son los que permiten que el perro levante la cola, la mueva de lado a lado o la esconda entre las patas traseras. Este caudal de músculos se encuentra en las vértebras lumbares, el sacro (la zona más baja de la región trasera) y las vértebras de la cola y ejercen presión solo en esta zona del cuerpo del animal. Estos músculos, a su vez, están unidos a las vértebras por tendones y los tendones que se encuentran al final del todo, están unidos a la última de las vértebras.

Parte de esta musculatura está conformada por músculos asociados con el recto, el ano y el diafragma pélvico. Entre tres y siete nervios están asociados con estos músculos de la cola.

Pero, ¿cuál es la función de la cola?

Los rabos de los perros dicen mucho sobre el animal. Para empezar, los canes usan mucho sus colas para propósitos de comunicación. Por medio de la misma expresan alegría, agresión, estrés y muchas otras emociones. De hecho, al conocedor, solo le basta con mirar la posición y el movimiento de la cola para saber lo que el perro está pensando.

Por ejemplo, cuando un perro pone su cola en alto y la mueve hacia adelante y hacia atrás, eso por lo general significa que se siente bien y contento. Cuando algo ha captado su atención, por lo general su cola está paralela con el suelo. Y, como casi todos sabrás, cuando esconde la cola entre las patas, es porque siente temor o quiere demostrar sumisión.

Ahora bien, cuando, de repente, el perro pone la cola rígida y de posición horizontal la pone en posición vertical, eso es una señal prácticamente inequívoca de que se siente amenazado… o retado.

Por otro lado, un rabo que está bajito y se mueve de lado a lado suele indicar que el perro está preocupado o se siente inseguro.

Para anunciar su presencia

La cola de los perros tiene otra función muy implorante: cada vez que el perro la mueve, esta actúa como un “ventilador” que ayuda a esparcir el olor característico de dicho animal. Y uno de esos olores superimportantes proviene de… sus glándulas anales.

Las glándulas anales son dos saquitos que se encuentran alrededor del ano, justo debajo del rabo, y contienen una sustancia muy olorosa (bueno, más bien fétida), que es tan particular de cada perro como lo son las huellas dactilares en los humanos. Y cada vez que el perro mueve su rabo, los músculos alrededor del ano se contraen y presionan dichas glándulas, provocando que su “aroma natural” se disperse bien por el área en que se encuentra.

Debido a esto, un perro dominante, que lleve su cola erguida, esparcirá mucho más de su aroma individual que un perro que lleve su cola bajita. Del mismo modo, un perro atemorizado, que esconda su cola entre las patas traseras, estará previniendo que otros perros se acerquen a olerlo y, de ese modo, no estará llamando la atención hacia sí mismo.

Para balance y mucho más

Pero, más allá de anunciar “Por ahí vengo yo”, el rabo de los perros también contribuye a mantener el resto del cuerpo balanceado cuando están realizando piruetas complicadas como saltar, caminar por una estructura estrecha o trepando por algún lado. Los perros que corren a grandes velocidades –como los galgos– suelen tener colas finitas y considerablemente largas, en proporción con el resto de su cuerpo porque el rabo les sirve como contrapeso cuando cambian de dirección en medio de una carrera o hacen virajes cerrados. Esto, a su vez, les permite mayor agilidad para poder alcanzar mejor sus presas.

Los músculos de la cola son importante, también, para estabilizar la columna vertebral y apoyar la acción de los músculos extensores de la espalda, así como de la grupa (la zona entre los riñones y el trasero) y el trasero.

Por otro lado, algunos perros usan sus colas como timón a la hora de nadar. De hecho, las razas que son criadas específicamente para labores o deportes en el agua con frecuencia tienen colas gruesas, fuertes y muy flexibles que ayudan al perro a moverse con facilidad y a poder hacer maniobras en el agua.

Por si fuera poco, algunos perros usan sus rabos para propósitos de aislamiento térmico. Por ejemplo, las razas nórdicas y árticas suelen tener colas bien lanudas con pelaje largo y denso. Y cuando se acuestan sobre la nieve o el hielo, usan sus rabos para “arroparse” y proteger hasta el hocico de las temperaturas gélidas. A estos pereros también la cola les sirve de timón cuando están tirando de trineos.

Enfermedades propias de las colas

A continuación, una breve lista de condiciones de salud que pueden afectar específicamente el área del rabo:

-Deformaciones congénitas o ausencia de cola.

-Trauma (fracturas o dislocaciones de las vértebras, heridas en el tejido blando, parálisis de la cola).

-Trastorno “cauda equine”. Esta es una inestabilidad de las vértebras sobre la pelvis en el área donde la cola se une a la misma.

-Alopecia (pérdida de pelaje en la cola).

-Dermatitis alrededor de la base de la cola. Esto es particularmente común en razas con rabitos entorchados (como Bulldog Inglés, Boston Terrier).

-Tumores (tanto benignos como cancerosos).

¿Cómo se determina si la cola está afectada?

Los veterinarios usan varios médicos para diagnosticar trastornos de la cola. Entre estos:

-Rayos X.

-Epidurografía (introducción de líquido de contraste en el espacio epidural).

-CT Scan o MRI de la espalda baja.

-Pruebas electrodiagnósticas de los músculos y nervios de la cola.

-Tricogramas (exámenes minuciosos de los pelos de la cola).

-Raspado de la apiel.

-Cultivos de hongos.

-Biopsias de la piel o de masas existentes.

Fuente: primerahora.com/mascotas

Cómo minimizar el derrame de pelo en un Pug.

cava-poo-chon

Es absolutamente sorprendente la cantidad de pelo que este pequeño perro puede derramar. Como propietario de un Pug no puedes impedir que éste derrame pelo pero puedes tomar medidas para minimizarlo.

Elementos que se necesitan

• Champú para perros hipoalergénicos
• Toallas
• Cepillo
• Herramienta anti derrame
• Alfombrilla para el aseo
• Suplementos dietéticos

Paso 1. Adopta un Pug negro. La gran ventaja del Pug negro es que tiene sólo una capa de pelo mientras que el cervatillo tiene una capa doble. Al tener una sola capa no derrama tanto pelo. La capa interna del Pug cervatillo está en constante crecimiento y empujando los pelos de la capa superior, por esto es el derrame constante. A diferencia de algunas razas, el Pug no derrama estacionalmente sino que lo hace constantemente. El hecho de que prefiere una vida en interiores hace que el derramamiento sea bastante notable en la casa. El aseo y el baño son dos maneras mediante las cuales puedes reducir al mínimo el derramamiento sin importar de qué color es tu Pug.

Paso 2. Cepilla a tu Pug todos los días. Esto elimina los pelos que están a punto de ser derramados antes de que acaben en tus muebles y ropa. Además del cepillo utiliza una herramienta anti derrame que es como un peine para niños con tiene dientes finos para quitar mayor cantidad de pelos. Lo ideal sería asearlo en un espacio al aire libre, si tienes uno. Si no tienes la opción de un espacio al aire libre o hay demasiado frío para exponerlo, puedes ponerlo de pie sobre una alfombrilla de aseo en una mesa o al menos en un piso fácil de limpiar donde se pueda recoger el cabello con facilidad al terminar. Asearlo en la alfombra hace que la limpieza posterior sea más difícil.

Paso 3. Baña a tu Pug con frecuencia al menos una vez al mes. El Pug es una de las pocas razas que le gusta bañarse y si haces de esto un momento entretenido, no tendrás ninguna queja. Puedes bañarlo una vez por semana siempre y cuando utilices un champú suave hipoalergénico que no irrite su piel y seques su pelaje ya que los Pugs son altamente susceptibles a las dermatitis. Debes tener especial cuidado con sus ojos y oídos para que no le caiga champú o agua en ellos. Los grandes ojos y oídos de estos perros desarrollan irritaciones con bastante facilidad por lo que deben ser secados correctamente. Secar naturalmente la doble capa de pelo de un Pug cervatillo  tarda una eternidad, por lo que es posible que tengas que utilizar un secador de pelo a fuego lento si no puedes ponerlo al sol para que tome una siesta mientras se seca.

Paso 4. Se cree que los suplementos dietéticos reducen el derrame de pelos. Algunos veterinarios recomiendan vitamina A y ácidos grasos, para esto puedes agregar una cucharada de aceite de linaza o de oliva a su comida. No obstante habla con el veterinario acerca de los suplementos antes de dárselos a tu Pug. Por último, proporciónale a tu mascota una gran cantidad de ejercicio al aire libre ya que esto mantiene su pelo sano y como resultado ralentiza el derrame.

Perro detectó el cáncer de su dueña antes que los médicos.

Ranking de perros

La historia de un can que logró detectar el cáncer que padecía su dueña antes que todos los galenos está dando que hablar.

Según explica la BBC, «Max» es el nombre del perro que encontró el cáncer que su ama tenía de forma más efectiva que los escáneres de los médicos. Esto permitió que su dueña sea operada y que salvara su vida.

EL POSIBLE 

Según los expertos, los canes son capaces de percibir los cambios de nuestro cuerpo, aunque estos sean mínimos.

«Los perros nos miran todo el tiempo y leen el lenguaje corporal, es como un sexto sentido. También huelen los cambios en nuestros cuerpos», explica uno de los especialistas entrevistados por este singular caso.

El reportaje «La vida secreta de los perros», es un proyecto de la BBC busca demostrar que los canes no solo dan compañía, sino que también pueden resultar útiles para otros aspectos de la vida, como el cuidado de la salud.

Fuente: diariocorreo.pe

Los mejores perros para tener en condominios.

condominio y perros

Elegir el perro adecuado para tu estilo de vida es casi tan importante como elegir el cónyuge. Es una decisión con la que tendrás que vivir y nadie quiere vivir con pesar. Cuando se vive en un condominio, hay varias razas que son más adecuadas que otras.

Pekinés. El pekinés es un perro pequeño pero más resistente que la mayoría de las razas pequeñas. En su mayor parte los miembros de esta raza son inteligentes, amorosos y tienen una naturaleza amable. Son fáciles de entrenar y aprenden rápidamente. Disfrutan de las caminatas pero no requieren de un ejercicio prolongado ya que a menudo se conforman con acurrucarse en el sofá en compañía de su dueño.

Perro Crestado chino. Hay muchas razones que hacen que el perro Crestado Chino sea perfecto para tener en un condominio. Derraman muy poco pelo ya que no tienen mucho, lo cual los hace ideales para las personas con alergias. Debido a que la mayor parte de su cuerpo no tiene pelo, pueden quemarse y enfriarse fácilmente; por lo que tenerlo dentro de la casa la mayor parte del día es lo mejor.

Yorkshire terrier. El Yorkshire terrier, más comúnmente conocido como Yorkie, es un pequeño perro que no requiere de grandes cantidades de ejercicio. Son muy inteligentes y tienen una buena dosis de valor teniendo en cuenta su diminuta estatura. Requieren de un cepillado diario y de aseo regular debido a su larga capa de pelo pero requieren de poco mantenimiento en otras áreas. Disfrutan las caminatas pero pueden obtener suficiente ejercicio jugando en interiores.

Shih Tzu. El Shih Tzu es otra raza que requiere de un aseo regular, pero necesita de otras atenciones. A pesar de que es un descendiente de los compañeros más preciados de la realeza china, estará perfectamente contento de vivir en tu pequeño reino. Tranquilo y amable, el Shih Tzu se contenta con estar alrededor de la casa y adorar a su dueño. Tienden a ser sociales, amables y se desarrollan muy bien en hogares pequeños que no tengan mucho espacio para correr; no lo necesitan ya que sólo pesan de 9 a 16 libras y son pequeños.

Bulldog francés. El Bulldog francés generalmente pesa menos de 30 libras y no está bien cuando hay calor. Combinado con el hecho de que no requieren mucho ejercicio y prefieren pasar sus días acurrucados en el regazo, los convierte en perros maravillosos para tener en un condominio o apartamento. Son excelentes perros guardianes, haciéndole saber a su dueño siempre que alguien se acerca a su casa. Sus necesidades de aseo mínimos se traducen en más tiempo de juego y abrazos.

Fuente: perrospedia.com

Consecuencias de no tener tiempo para tu perro

Parque perros

Algo que muchos propietarios pasan por alto es que un perro es uno de los seres más sociables que existen, incluso más que los humanos. Sentir que pertenecen a una manada es fundamental para su equilibrio emocional y psicológico, por eso, dedicar el tiempo necesario a tuperro es muy importante si quieres evitar conductas indeseadas, y fundamentalmente, que tu perro sea feliz.

Cuando a un propietario se le antoja tener un perro, es una decisión que conlleva muchas responsabilidades. El problema se inicia en el momento en que el perro se adopta como capricho: “quiero un perro porque sí”, pero luego, el propietario sí tiene un perro, pero ¿en qué condiciones?. No es nada sano para el perro pasar muchas horas solos, es tremendamente perjudicial tener un perro encerrado en pocos metros cuadrados durante todo el día ni qué decir tiene tener un perro continuamente atado. Un crimen. Tampoco es sano tener un perro al que no le permites ejercitarse ni jugar.

Los perros son muy sociables, adoran la compañía, y son muy juguetones, adoran jugar, por tanto, si estás leyendo estas líneas y estás dándote cuenta de que apenas prestas atención a tu perro, cambia de actitud, ¡tu perro se lo merece! Cambiando una serie de pautas y una serie de rutinas, no solo conseguirás que tu perro sea feliz, sino que acabarás con numerosos problemas de conducta.

  • Si eres una persona que pasa mucho tiempo fuera de casa, estudia la posibilidad de conseguir alternativas para que tu perro no pasé más de 5 horas seguidas solo: en tu ausencia, llévalo a casa de un amigo o familiar, apúntalo a una guardería de perros, escápate en el descanso de tu trabajo para sacarlo a pasear y jugar con él, etc.
  • Levántate algo más temprano y dedica 45 minutos a tu perro. La primera hora de la mañana es cuando el perro está más activo. Ha descansado toda la noche y los niveles de energía están a tope, por eso, usa entre 30 minutos y 45 minutos para salir a pasear, correr y jugar con él. Harás ejercicio tú porque te reactivarás para el resto del día, y tu perro bajará los niveles de energía quedándose más relajado para le resto de la mañana.
  • Cumple fervientemente las rutinas diarias de tu perro para evitar ansiedades: el reloj biológico del perro es perfecto y se acostumbra enseguida a unas rutinas, por eso, sé puntual con las horas en las que sale a pasear, come, etc.
  • Invita a tu perro a tus actividades cotidianas: ¿vas a tomar un café cada día por la tarde? Llévatelo contigo, tómate el café en la terraza en vez de en el interior, y haz partícipe a tu perro de tu compañía.
  • Aprovecha los fines de semana para organizar actividades con tu perro: caminatas, excursiones, senderismo, picnics, etc.
  • ¿Vas al gimnasio, haces yoga o tienes una rutina deportiva? ¿Y pagas por ello? ¡Si te puede salir gratis! Ponle la correa a tu perro, y practica ejercicio con tu perro en el parque, en la playa, haciendo footing, yendo en bici… Ese tiempo en el que estás en el gimnasio lo puedes dedicar a tu perro, compartiendo actividad física y gratis.
  • Reduce las horas de televisión y cámbialas por un tiempo de oro de diversión y juegos con tu perro. Juega con él en casa, a lo que sea.

Como ves, dedicarle tiempo al perro es fácil si uno se lo propone. Si tu perro hace lo imposible para hacerte feliz, ¿por qué no intentas hacerle feliz tú a él? Cambiando estas rutinas lograrás que muchas de las malas conductas que lleva a cabo tu perro se solucionen con un poco más de atención.

Fuente: encantadordeperros.es

8 beneficios de tener un perro.

beneficios de tener perro

Si es dueño de un perro, habrá escuchado de los beneficios que hay en tener una mascota. Y aunque algunos suenen a exageración, hay estudios que han demostrado la realidad de la compañía de un perro. Estos son algunos de ellos.

  1. Con solo mirarlo, se siente más feliz: Un estudio realizado en el 2009 en una universidad japonesa demostró que los niveles de oxitocina, hormona que da una sensación de alegría, en los seres humanos incrementan luego de haber interactuado con su perro. Lo interesante de esta prueba es que el único contacto que se necesitó para demostrar el aumento fue mirar a los ojos del animal.
  2. Evitan que se deprima: Un artículo en la web especializada en psicología Psychology Today asegura que la compañía de las mascotas como perros y gatos disminuye el riesgo de ser diagnosticado con depresión clínica, especialmente en personas de la tercera edad. Otro estudio publicado por petpartners.com afirma que las personas mayores con perros en casa son menos visitadas por los doctores a comparación de los que viven sin animales.
  3. Incrementan su actividad física: Sacar a caminar a su perro no solo lo ayudará a él a mantenerse sano sino también a usted. Un estudio canadiense sacó la cuenta y encontró que una persona con un perro camina unos 300 minutos por semana a comparación de una persona que no tiene mascotas que solo camina 168 minutos. Harás ejercicio sin darte cuenta.
  4. Le ayudan a recuperarse de una crisis: El poder de los perros en este aspecto es tan fuerte que son de gran ayuda al tratar casos extremos como los de soldados que regresan de la guerra con estrés post-traumático. Hay algunas razas de perro ideales para estos casos como los labradores y golden retriever.
  5. Mejorará sus habilidades sociales: Aunque se considere una persona retraída que no le gusta socializar mucho, tener un perro le hará salir del cascarón pues tiene que sacarlo a pasear frente a mucha gente. Está comprobado que las personas suelen acercarse a aquellos que tienen un perro y lo usan como excusa para establecer una conversación.
  6. Tener un perro fortalece los vínculos humanos: La Universidad de Tufts realizó un estudio que llegó a la conclusión de que las personas que tienen un vínculo fuerte con sus mascotas son capaces de generar una afinidad aún mayor en sus relaciones interpersonales o con su comunidad. También demostró que entre más cercano fue a un animal durante su juventud, la persona es más empática en su adultez.
  7. Le calman en situaciones de alto estrés: La doctora Karen Walker de la Universidad de Buffalo en Estados Unidos realizó una prueba donde se sometía a diferentes personas a una situación de alto estrés mental. Ella descubrió que el nivel de estrés era considerablemente menor si es que había un pero en la habitación. Imagíne lo que puede hacer su perro en un día común y corriente después de la oficina.
  8. Le harán más atractivo con el sexo opuesto:Un estudio realizado por la organización Dogs Trust de Inglaterra en el que participaron 700 personas asegura que tener un perro hará que el sexo opuesto se fije en usted(60%). Además, un 85% respondió que perciben como personas más abiertas al diálogo a quienes tienen un perro. La raza del perro también importa: las mujeres que tiene chihuahuas son vistas como tontas y los hombres con buldogs son vistos como aventuras de una sola noche.

Fuente:  ElComercio.com

Tu perro puede transmitirte hasta 53 enfermedades.

enfermedades perros

La convivencia con las mascotas, principalmente los perros, conlleva riesgos pues estos son transmisores de 53 enfermedades zoonóticas, es decir, pueden contagiarlas a losseres humanos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reconocen 174 enfermedades zoonóticas de importancia, de las cuales el perro posee 53 y losgatos menos de 10.

La médico veterinario zootecnista, Viviana Durán Benítez, señala la parasitosis como la enfermedad zoonótica más común, seguida por la rabia, brucelosis, dermatomicosis amibiasis y sarna sarcóptica.

Indicó que tanto bebés, infantes y mujeres embarazadas deben tener mayor cuidado en su contacto con perros, pues existen enfermedades que pueden causar graves complicaciones.

Lo más importante es la visita periódica al médico general y al veterinario, aseveró. Siempre hay que lavar con agua y con jabón las manos después de jugar o haber tenido contacto con los animales, especialmente antes de comer o tocar alimentos.

También hay que cuidar lo que comen y beben las mascotas, de preferencia deben consumir comida especial para ellos y es de vital importancia no permitir que ingieran o huelan excrementos de otros animales, ya que a pesar de tener una mascota sana, esto puede detonar una serie de infecciones.

No se debe tocar animales que tengan diarrea, hay que cambiar diariamente la arena del gato y cortarle las unas con el fin de que no pueda arañar, pues las heridas en la piel son un conducto directo de los virus, así como mantener a las mascotas libres de pulgas.

Fuente: Sipse.com

Perros con dotes policiales.

Perro Policial

Nada mejor que un perro bien entrenado para oler el delito desde lejos, como pudieron comprobar ayer los asistentes a una jornada sobre prevención de drogas.

Una agente de la Policía Local de Córdoba y la Asociación de Unidades Caninas de la Policía (Aucapol) desarrollaron ayer en el colegio de El Carmen una actividad mezcla de concienciación juvenil y de exhibición canina, en la que participaron casi un centenar de padres y adolescentes de entre 13 y 16 años. El jefe de la unidad canina de San Fernando y vicepresidente de Aucapol fue el encargado de la charla, en la que, con ayuda de información enpower point , se hizo un recorrido por los factores de riesgo y los efectos de los estupefacientes. Tras la exposición, los jóvenes tuvieron la oportunidad de preguntar. Y tras la charla tuvo lugar una exhibición canina que permitió a los chavales ver de cerca cómo trabajan los perros policía. Jefes de unidades caninas de distintas localidades dirigieron diez ejercicios de búsqueda de drogas en exteriores, en personas, en altura, así como un ejercicio con un perro de intervención.

Según la agente encargada de la organización del evento, los objetivos de esta jornada son «advertir a los jóvenes de los peligros que tiene el consumo de drogas y reivindicar al mismo tiempo una unidad canina para la Policía Local de Córdoba, que no tiene una unidad de este tipo».

Fuente: diariocordoba.com