Tu amor por los perros es genético.

Si te gustan los perros, quizá se deba a tus genes.

Unos investigadores suecos usaron una base de datos de 35.035 gemelos idénticos y fraternos nacidos entre 1926 y 1996. Con registros del gobierno y de clubes caninos reunieron información acerca de si tenían perros.

Los gemelos idénticos, que comparten el cien por ciento de sus genes, son genéticamente más parecidos que los gemelos fraternos, quienes comparten solo el 50 por ciento. Los gemelos comparten el mismo entorno, así que, si un rasgo es genético, los gemelos idénticos se parecerán más respecto de ese rasgo que los gemelos fraternos.

El estudio, publicado en Scientific Reports, halló que si una gemela idéntica tenía un perro, había una probabilidad del 40 por ciento de que su gemela también tuviera uno, en comparación con la probabilidad del 25 por ciento de las gemelas fraternas. Cuando un gemelo idéntico tenía un perro, había una probabilidad del 29 por ciento de que su gemelo también tuviera uno, en comparación con tan solo el 18 por ciento para los gemelos fraternos.

En otras palabras, el hecho de tener un perro responde en gran medida a un componente genético. Los científicos calculan que la genética es responsable por el 57 por ciento de las mujeres que tienen perros y por el 51 por ciento de los hombres.

“A algunas personas les gustan los perros, y a otras no”, dijo el autor principal, Tove Fall, profesor de Epidemiología Molecular en la Universidad de Uppsala. “Y nuestros hallazgos sugieren que los factores heredados quizá expliquen la diferencia”.

Fuente: www.nytimes.com/es/2019/05/23/perros-genetica/

Si tienes un perro, no te puedes perder estas aplicaciones.

JORDI SURIA | SHUTTERSTOCK

Seguro que tienes muchas aplicaciones descargadas en tu móvil, pero cuántas te resultan realmente útiles. Aquí te proponemos algunas apps que te pueden ayudar mucho si tienes perro.

Sr Perro

Si quieres saber por dónde moverte con tu perro en las grandes ciudades, la app de Sr Perro es una guía imprescindible para descubrir los mejores sitios, allí donde nuestros peludos son bienvenidos. «Te mostramos los bares, cafés y restaurantes ‘perrunamente simpáticos’ que están a tu alrededor, tiendas donde los canes son bien recibidos, hoteles en cualquier punto de España… también tiendas de pienso, veterinarios o paseadores», explican sus creadores. Disponible en iOS, esta aplicación gratuita te permite consultar las opiniones de los locales ‘dog friendly’ y añadir tu propia valoración. Además, te informa sobre ofertas especiales y cursos para los amigos de Sr Perro.

Pet Master Pro

Esta app te permite llevar un diario sobre la salud y los hábitos de tu perro: desparasitaciones, comidas, medicación, vacunas, alergias… También puedes incluir información sobre el número de registro, microchip, polizas de seguro… Disponible en iOS y Android.

Miwuki

Esta aplicación web pretende darle una segunda oportunidad a los animales (perros, gatos, hurones, conejos, reptiles, aves…). procedentes de protectoras, asociaciones y administraciones públicas o bien de particulares que no pueden ocuparse de ellos. Puedes descargártela para tu dispositvo Android o acceder vía web.

UVI24

Gracias a esta app podrás estar tranquilo si a tu perro le ocurre algo. Con amplia cobertura en toda España y servicio 24 horas 365 días al año, UVI24 te permite localizar la clínica veterinaria más cercana en caso de una emergencia, accidente o enfermedad del animal. Sólo hace falta pulsar un botón o una huella para llamar y que te deriven al centro veterinario más cercano, que ya habrá sido informado de tu llegada. Disponible en iOS y Android

iKibble

Seguro que si tienes un perro comilón (la mayoría) siempre que estás comiendo se pone entre tus piernas con cara de pena para que le des algo. Pero no siempre los alimentos que comemos los humanos son buenos para nuestros peludos. No te preocupes, con esta app podrás saberlo en cuestión de segundos. Además, te aconseja qué momento del día es mejor para darle determinado tipo de alimentos.Se encuentra disponible en iOS y Android.

Perfect Dog

¿Quieres saber cuál sería el perro perfecto para ti? Esta aplicación te ayuda a conocer con qué tipo de perro podrías encajar mejor por tus hábitos, tu modo de vida… Es gratuita y está disponible en iOS y Android.

Doggy Talk

Se presentan como «la forma más rápida, fácil y divertida de conectarte con la mayor red social de perros del mundo». Una especie de Whatssap para mascotas. Esta app te permite entrar en contacto con personas que también tienen perros y así poder quedar para que los peludos compartan paseos y juegos. Para poder usarla, sólo hay que crear un perfil con la raza del perro, su nombre, foto, aficiones (si le gusta jugar a la pelota, jugar con otros perros o si prefiere, por el contrario, dar largos paseos…) Así de rápido y sencillo. Está disponible en iOS y Android.

Relax My Dog

Dicen que nada mejor que la música para amansar a las fieras. Si tu perro se comporta a veces como una fierecilla o lo pasa mal cuando te vas de casa, sólo tienes que descargarte Relax My Dog con sonidos para ayudar a tu amigo a dormir, a reducir su ansiedad… Disponible en iOS y Android, puedes probarla de forma gratuita durante un mes. En su carta de presentación aseguran haber ayudado a dos millones de perros con problemas de ansiedad, estrés, hiperactividad o aburrimiento.

Alerta animal

Esta aplicación del Observatorio de Justicia y Defensa Animal te permite denunciar de manera anónima una situación de maltrato usando una fotografía, un vídeo e indicando la posición en la que se está produciendo la agresión con el GPS del teléfono. Está disponible para Android.

Mascotas bienvenidas

Si no te gusta dejar a tu perro o gato en casa, esta app te será de mucha ayuda. Ofrece información sobre los hoteles, cafeterías, restaurantes o comercios de la zona en la que te encuentres donde nuestros amigos son bienvenidos. Está disponible para iOS y Android. Disponible en iOS y Android.

Pro Plan P5 Dog

Si quieres que tu perro esté en forma, ésta es, sin duda, una de las mejores app que puedes usar. Además de ofrecerte consejos de entrenamiento y alimentación, dispone de una base de ejercicios y tutoriales en vídeo. Creada por la firma Purina te ayuda a entrenar a tu peludo del mejor modo posible. Puedes llevar un seguimiento de su actividad para ver sus progresos y ver historias de perros y dueños que han conseguido, por ejemplo, grandes éxitos en agility, una modalidad deportiva en la que participan los perros y sus guías y que consiste en un circuito que cuenta con un número determinado de obstáculos -vallas, túneles, balanciles, slalom- que el peludo debe sortear, en estrecha colaboración con su entrenador. Disponible en iOS y Android.

Fuente: https://www.elmundo.es/vida-sana/2019/05/15/5cd52797fc6c83a4558b4722.html

Consejos para el cuidado de las patas de los perros.

Estas son algunas recomendaciones indispensables para que tu amigo peludo continúe saludable.

El peso de los perros lo sostiene sus dedos, por lo que cuidarlos es muy importante. (istock)

¿Se ha imaginado alguna vez qué sucedería si no contara con la protección de sus zapatos para desarrollar su día a día? ¿Cómo cree que terminarían sus pies luego de una extensa caminata o una intensa jornada de juegos? ¿Podría resistir las altas temperaturas del asfalto en los días calurosos?PUBLICIDAD

Quizá no se haya hecho esas preguntas, pero sí le preste mucha atención al cuidado de sus pies, ya que son parte importante de su cuerpo.

Lo mismo pasa con los de su perro. Sus patas a menudo pasan desapercibidas ante nuestros ojos y solo les prestamos atención cuando hay cojeras o manifiestan dolor en alguna de sus extremidades.

Aquí le contaremos cuáles son los principales cuidados que debe tener para que su amigo peludo continúe saludable y pueda seguir acompañándolo durante caminatas, ejercicio, juegos, etc.

Anatomía y fisiología de las paticas

Antes de hablar acerca de los cuidados de las patas, vale la pena conocer sobre la anatomía y la fisiología de las extremidades de nuestras mascotas.
Contrario a lo que se cree, las patas no solamente sirven para dar soporte a todo el cuerpo, sus funciones van más allá de la locomoción.

Los perros son animales digitígrados, es decir, el peso del cuerpo se sostiene en sus dedos y no en los talones, como en los plantígrados; esto hace que los dedos sean en extremo importantes y, también, les otorga la característica de ser más veloces y sigilosos.

La mayoría de peludos tienen cinco dedos en cada una de sus patas delanteras y cuatro en las traseras, para un total de 18. Sin embargo, en algunos perros o razas, la sumatoria puede llegar a 20 o 22, ya que se pueden presentar dedos internos, más conocidos como espolones, que si bien no tienen una función determinada (por lo que en algunos casos se remueven), se dice que son vestigios de dedos pulgares.

La típica huella del perro está dada por las almohadillas digitales y por la almohadilla palmar o plantar. Estas estructuras serían como la suela de nuestros zapatos, ya que protegen los huesos de la pata, al amortiguar el impacto del paso, incluso cuando andan por superficies filosas, ásperas o rugosas; aíslan de temperaturas extremas y, también, ayudan a disipar el calor, porque cuentan con glándulas sudoríparas que enfrían mientras evitan la resequedad.

Además, en sus patas delanteras, los perros cuentan con una almohadilla extra (la almohadilla carpiana), que ayuda como freno y les permite andar más tranquilamente en suelos resbaladizos o empinados.

Cuidados paso a paso

Para mantener la salud de las extremidades de su mascota, es necesario revisar y cuidar constantemente el estado  de las patas.

Almohadillas protegidas

1. Antes de realizar paseos o alguna actividad física, prefiera las zonas verdes o chequee la superficie del suelo para evitar frío o calor extremo y así no generar
quemaduras o ampollas. También, es importante asegurarse de que el suelo esté libre de vidrios, latas, chicles u otros objetos que pueden generar cortaduras o incomodidad.

2. Luego del paseo, es importante revisar y limpiar sus patitas con agua y jabón para retirar cualquier objeto extraño que pueda causarle daño. Seque muy bien las patas para evitar hongos.

3. La intensidad del ejercicio debe ir aumentando de manera progresiva para que las huellas se acostumbren; conviene alternar el ejercicio físico sobre diferentes superficies (pasto, pavimento, agua, etc.), de esta forma la almohadilla se refrescará y descansará al pisar diferentes texturas.

4. Un buen masaje en las almohadillas le permitirá relajarse y descansar, y mejor con una crema humectante especializada; le mantendrá la piel sana mientras disminuye la resequedad.

Recorte de pelo interdigital

1. En algunas razas, el pelo que se encuentra en medio de los dedos tiende a crecer excesivamente, generando enredos o dermatitis. Para evitarlo, mantenga el pelo de esta zona corto, limpio y seco. Corte de uñas

Normalmente, las uñas se liman contra las superficies rugosas al momento de realizar paseos al aire libre; sin embargo, si observa que una uña está creciendo demasiado, quizá es hora de un recorte.

Ya en tiendas especializadas o centros médicos veterinarios puede encontrar cortaúñas específicos para perros. Pida a su médico veterinario que le enseñe a hacer el proceso, antes de intentar hacerlo por su propia cuenta en casa.

GABRIEL GARCÍA
Médico veterinario
Twitter: @nosoyesegabo

Fuente: https://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/como-cuidar-las-patas-de-los-perros-351518

Consejos de veterinarios para prevenir las mordeduras de perros.

Los expertos recomiendan sociabilizar a los cachorros con personas de todas las edades e insisten en que la educación y concienciación en los humanos son esenciales.

La Asociación de Veterinarios de Texas propone una serie de claves para prevenir la mayoría de las mordeduras de perros. Para ello, los veterinarios hacen hincapié en que la educación y la concienciación son esenciales para solucionar este problema.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, se reportan aproximadamente 4,7 millones de mordeduras de perros cada año, y el 17% de estos incidentes requieren atención médica de emergencia. Al menos la mitad de las víctimas que requieren atención médica son niños.

Por ello, insisten en que los dueños de mascotas pueden tomar medidas preventivas para disminuir la cantidad de mordeduras de perros, desde enseñar a los niños cómo evitar las mordeduras de perros hasta entrenar y socializar adecuadamente a las mascotas.

En términos de educar a los niños sobre la prevención de las mordeduras de perros, la Asociación alienta a los padres a aprender las señales de comportamiento canino y enseñar a sus hijos las señales de que un perro está incómodo. “Entre los signos que hay que vigilar se incluyen a un perro que levanta el labio, jadea o bosteza de forma inapropiada, se encoge de hombros, aguanta la respiración, aplana las orejas en la cabeza, gruñe o chasquea”, apuntan.

«Muchos perros dan una advertencia o varias advertencias de que están incómodos, cuando esto ocurre la persona debe retirarse», explica Lori Teller, veterinaria de la Universidad de Medicina Veterinaria de Texas. «La gente a menudo pasa por alto estos signos y piensa que una mordedura de perro ocurre de la nada», añade.

Por otra parte, aseguran que es mejor enseñar a los niños a no acercarse a perros extraños, sin embargo, aclaran que no solo los perros extraños muerden. De hecho, muchas mordeduras de perros ocurren durante las actividades diarias y mientras los niños interactúan con perros familiares.

En este sentido, indican que “incluso el perro más gentil puede morder a su propio miembro de la familia si se siente asustado, angustiado o con dolor. Los padres pueden considerar supervisar las interacciones de los niños con los perros para que puedan intervenir si el perro parece estar evitando al niño o mostrando señales de conducta angustiadas. Además de enseñarles a los niños las señales de advertencia, los dueños de perros también pueden disminuir las posibilidades de mordeduras de perros al socializar a sus animales de compañía”.

«Los cachorros deben ser socializados con personas de todas las edades, desde bebés que lloran hasta niños excitables, pasando por adolescentes que escuchan música a adultos y ancianos», recomienda Teller. 

«Y ciertamente, si su perro, ya sea un cachorro o un adulto, muestra signos de que puede morder a alguien, es imperativo que busque ayuda veterinaria de inmediato para abordar el problema», concluye.

Fuente: http://www.diarioveterinario.com/texto-diario/mostrar/1382657/consejos-veterinarios-prevenir-mordeduras-perros

Cómo saber cuándo es momento de decirle adiós a tu mascota.

Fabio Consoli

Hace casi catorce años, mi hija y yo estábamos de luto por la muerte de mi madre y parecía que nada podía levantarnos el ánimo. Después tuvimos a Fluffy, una cachorrita saltarina color gris con blanco, y todo cambió.

Fluffy nos mantuvo ocupadas con tapetes para orina y juguetes ruidosos. Nos hacía reír a pesar de nuestra tristeza y las nubes grises de pena comenzaron a despejarse.

[Si quieres recibir los mejores reportajes de The New York Times en Español en tu correo suscríbete aquí a El Times]

A lo largo de los años, nuestra bola peluda de 4,5 kilogramos fue una constante en nuestras vidas. La vestíamos con suéteres festivos, celebrábamos su cumpleaños y la regañábamos por robar comida del plato del gato. Pero en las semanas recientes, a medida que nuestros paseos se volvían más lentos y sus siestas se alargaban, se volvió claro que nuestro tiempo juntas se terminaría. Esperaba que, al final, Fluffy tuviera una muerte natural y se quedara dormida para siempre en su cojín favorito.

Una muerte natural es lo que muchos de nosotros les deseamos a nuestras mascotas. Son miembros de nuestra familia, parte de nuestra vida y, para muchos de nosotros, la idea de la eutanasia nos parece inconcebible, así que nos aferramos a la idea de que es deseable una muerte natural.

Sin embargo, mi veterinario me aconsejó que mi teoría del fin de su vida no era realista. En la mayoría de los casos, una muerte natural, me dijo, implica sufrimiento prolongado que no siempre vemos, porque los perros y los gatos son más estoicos que los humanos cuando se trata de dolor.

Alice Villalobos, una veterinaria proveniente de Hermosa Beach, California, especializada en oncología, dijo que muchos dueños de mascotas idealizan una muerte “natural” sin pensar en lo que realmente significa. Un animal frágil, señaló, no dura mucho en la naturaleza.

“Cuando los animales fueron domesticados renunciaron a la libertad de ponerse bajo un arbusto para esperar a morir”, dijo Villalobos. “Muy pronto se vuelven parte del plan maestro de la madre naturaleza a causa de los depredadores o el clima. Sin embargo, en nuestras casas los protegemos de todo, por lo que pueden vivir mucho tiempo, a veces demasiado”.

Villalobos ha dedicado su carrera a ayudar a los propietarios de mascotas a navegar los asuntos del fin de la vida. Creó un hospicio de animales que llama Hospatitas. Acuñó el término porque no quiere confundir los cuidados terminales de los animales con las decisiones que tomamos en un hospicio humano.

Su programa se enfoca en extender la calidad de vida de la mascota. Eso podría significar tratar un cáncer “de manera amable y gentil”, comentó. Puede implicar cuidados compasivos como dar fluidos, oxígeno o analgésicos. En algunos casos, podría implicar alimentar a mano a las mascotas débiles o tomar en brazos un animal y llevarlo hacia un recipiente con agua o a un arenero. Finalmente, dijo, implica una “muerte digna”.

Villalobos ha defendido lo que llama “eutanasia enfocada en el vínculo”, la cual permite que el propietario de la mascota esté presente y desempeñe un papel reconfortante durante el procedimiento. También ha defendido la eutanasia con sedación, la cual pone a dormir placenteramente al animal antes de aplicar un medicamento letal.

Para ayudar a los propietarios de mascotas a tomar decisiones sobre los cuidados al final de la vida, Villalobos desarrolló una herramienta de decisión basada en siete indicadores. En una escala de cero a diez, en la que cero es la peor situación y diez la mejor, se le pide al dueño que evalúe las siguientes categorías:

• Dolor: ¿El dolor de la mascota se regula exitosamente? ¿Está respirando con facilidad o le cuesta trabajo?

• Hambre: ¿La mascota está comiendo lo suficiente? ¿Ayuda darle de comer con la mano?

• Hidratación: ¿Está deshidratada?

• Higiene: ¿La mascota puede permanecer limpia? ¿Está sufriendo de úlceras causadas por permanecer acostada?

• Felicidad: ¿La mascota expresa alegría e interés?

• Movilidad: ¿Puede levantarse sin ayuda? ¿Tropieza?

• Más: ¿La mascota tiene más días buenos que malos? ¿Aún es posible tener un vínculo humano-animal saludable?

Villalobos dice que los propietarios de mascotas deben hablar con su veterinario sobre las maneras en que pueden mejorar la vida de una mascota en cada categoría. Cuando los propietarios de mascotas se acercan al final de la vida de esta manera, a menudo se sorprenden con lo mucho que pueden hacer para mejorar la calidad de vida de la mascota, comentó.

Al revisar la escala con frecuencia, los propietarios de mascotas pueden evaluar la calidad del cuidado hospitalario de la mascota y calibrar el declive en la calidad de vida del animal. La meta debe ser mantener un total de 35 o más puntos. A medida que el número comience a bajar a menos de 35, la escala puede usarse para ayudar al propietario de una mascota a tomar una decisión sobre la eutanasia.

“La muerte natural, por mucho que la gente desee que suceda, quizá no sea gentil ni fácil ni pacífica”, agregó Villalobos. “La mayoría de la gente preferiría asegurarles una muerte pacífica a sus mascotas. Tan solo estás ayudando a que la mascota se separe de su grupo, como lo habría hecho en la naturaleza”.

Descubrí la escala de Villalobos mientras estaba buscando respuestas para Fluffy en sus últimas semanas. Cuando se levantaba, a menudo tropezaba y parecía confundida. A veces, de noche, la escuchaba quejarse.

Me había comunicado con dos servicios de veterinarios a domicilio, Vetted.com e Instavet.com, que ofrecen asesoría compasiva y confirmaron mis temores de que no había tratamientos disponibles para mejorar su padecimiento. Fluffy era una perra muy vieja y sospechaban que su declive era resultado de una combinación de falla renal y del hígado, pero no nos aconsejaron pruebas exhaustivas, puesto que los síntomas físicos eran evidentes. Una veterinaria que nos visitó le dio a Fluffy fluidos subcutáneos para ayudar con la deshidratación y ponerla más cómoda y me aconsejó pasar un último día feliz con mi mascota antes de llamarla para una visita final que terminara con su sufrimiento.

Confié en su juicio, pero mis lágrimas y el hecho de que Fluffy aún comía un poco y movía la cola cuando la acariciaba nubló mi mente. Recurrí a la escala del final de la vida y pude ver lo mal que estaba, a pesar de que movía la cola. Acepté el consejo de mi veterinaria y pasé un día tranquilo con Fluffy; le di la comida de gato que tanto le gustaba, sin regañarla. Volví a revisar la escala varias veces, solo para recordarme que estaba haciendo lo correcto. La escala me permitió llevar a cabo una evaluación más imparcial de Fluffy y fue una fuente importante de alivio durante un momento muy difícil.

No fue una decisión fácil ni placentera, pero fue la decisión adecuada. Al final Fluffy dejó el mundo recostada en su cojín favorito, justo como yo lo había esperado.

Fuente: https://www.nytimes.com/es/2019/03/20/muerte-mascota-como-saber/

Buscador de perros perdidos

A través de la aplicación WizaPet (Android, iOS) es posible localizar a un perro perdido gracias a la colaboración de otros usuarios. Ante la pérdida del animal se debe subir a la app una foto de la mascota y un mapa para centrar el radio de búsqueda. Todos los usuarios cercanos reciben una alerta. La plataforma también permite ofrecer recompensas a quien encuentre al perro. Descarga gratuita.

Fuente: https://www.lne.es/sociedad/2019/03/18/buscador-perros-perdidos/2442977.html

¿La tiroides puede afectar a perros y gatos?

Los animales también son susceptibles a estas condiciones.

Sabemos que los problemas de la tiroides son muy frecuentes en los seres humanos pero, ¿el hipertiroidismo y el hipotiroidismo pueden presentarse también en nuestras mascotas? La respuesta es sí. A continuación, presentaremos los detalles de cada caso particular.

Hipertiroidismo en gatos y perros

La glándula tiroides es la responsable de secretar la hormona tiroidea, elemento fundamental en el desarrollo normal de muchas funciones vitales. Cuando se desarrollan tumores en la glándula, la producción de hormonas se vuelve exagerada, lo que se convierte en un problema.

Síntomas

En los gatos, los tumores tiroideos suelen ser benignos, y no se propagan a otros términos. En los perros, sin embargo, estos tumores sí pueden propagarse y ser malignos. Indiferentemente, el cuadro sintomático del hipertiroidismo en estos animales es el siguiente:

  • Pérdida de peso.
  • Aumento del apetito.
  • Llanto.
  • Jadeo.
  • Inquietud.
  • Heces frecuentes.
  • Aumento exagerado de la ingesta de agua.

Tratamiento

El tratamiento contra el hipertiroidismo varía según el tumor, la especie, y el estado de la enfermedad. Los tratamientos habituales para los felinos son los siguientes:

  • Radioterapia sobre el tumor tiroideo.
  • Administración de drogas.
  • Extirpación quirúrgica de tumor tiroideo.

En los perros, la primera opción que se maneja comúnmente es la extirpación del tumor dado que corren un mayor riesgo de desarrollar tumores malignos, pero también se les pueden dar radioterapia y medicamentos.

tiroides perros y gatos
Foto: Shutterstock

Hipotiroidismo en perros y gatos

El hipotiroidismo es la producción escasa de la hormona tiroidea. Se le confunde erróneamente con la pereza o con “estar lento”. Esta enfermedad es muy rara entre los gatos.

Síntomas

Los síntomas de la enfermedad en perros y gatos son los siguientes:

  • Aumento de peso.
  • Disminución de la energía.
  • Búsqueda de calor.
  • Piel seca.
  • Descamación.
  • Infecciones crónicas en la piel.
  • Pérdida de pelo.

Tratamiento

En términos generales, el tratamiento para el hipotiroidismo en perros y gatos consiste en administrar un medicamento que supla la hormona que no es secretada.

Después de la medicina sea administrada, el control de la hormona tiroidea debe ser regulado por 1 o 2 meses, luego del ajuste del medicamento, y ocasionalmente para asegurarse de que la dosis siga siendo la adecuada.

Fuente: https://laopinion.com/2018/12/03/la-tiroides-puede-afectar-a-perros-y-gatos/

Los perros entienden tus palabras cuando hablas: demostrado

Los perros entienden tus palabras cuando hablas: demostrado

El mejor amigo del hombre también le entiende. Un nuevo estudio realizado por científicos húngaros confirma lo que ya se lleva años sospechando

Foto: Adorable... (iStock).Adorable… (iStock).

Los perros entienden a la perfección todo lo que les decimos. La ciencia acaba de demostrar lo que antes podía pecar de ser una fantasía o una mera intuición. Incluso pueden llegar a procesar la palabra hablada de manera similar a los humanos, y hasta en el mismo área del cerebro, aseguran los científicos.

El mejor amigo del hombre también es su confidente más personal. Ahora, ya sabemos por qué es uno de los animales a los que se entrena de una forma tan fácil y gratificante. ¿Qué sería de nosotros sin los perros? Especialmente entre aquellas personas que encuentran dificultades para desenvolverse por sí mismas, como los ciegos. Lo que había permanecido en la más pura incógnita, por fin tiene una argumentación científica: sí, los perros entienden perfectamente todo lo que hablamos.

Es obvio que los perros entienden lo que les decimos; al fin y al cabo, pueden aprender a seguir nuestras órdenes verbales

El experimento se llevó a cabo en una docena de canes colocados en un escáner de resonancia magnética con el objetivo de monitorizar su materia gris mientras jugaban con juguetes. Publicado en ‘Frontiers in Neuroscience’, los canes fueron entrenados durante meses para recoger dos juguetes de un montón, diferenciados por las texturas, y solo con decir su nombre. Uno de ellos blando, como un animal de peluche, y el otro duro y de goma, para facilitar su diferenciación. ¿El resultado? Varias áreas del cerebro se iluminaron cuando el equipo empleó las palabras justas para definir los objetos. El cerebro del animal distinguió los juguetes sin fallo alguno.

El experimento resultó todo un éxito. Tras buscarlos y encontrarlos, los animales fueron premiados con vítores y premios de lo que evidentemente les gusta más a ellos: la comida. Una vez que se repitieron los intentos de forma satisfactoria, los científicos les hicieron tumbarse en el escáner mientras el dueño les enseñaba los juguetes a través de un espejo repitiendo los nombres de cada uno de ellos a intervalos. El objetivo, ver si la actividad cerebral del perro acertaba para distinguir entre los juguetes.

“Los perros tienen capacidades y motivaciones claras para aprender y comprender palabras humanas”, declaró Gregory Berns, neurocientífico de la Universidad de Emory, uno de los autores del estudio, a ‘The New York Post’. “Sin embargo, parecen tener una representación neuronal del significado de las palabras que se les ha enseñado”. Los investigadores se centraron en averiguar qué es lo que significa exactamente una palabra para ellos pronunciada por una persona, así como los mecanismos cerebrales que se activan al escuchar la voz humana.

Es obvio que los perros tienen la capacidad de procesar varios aspectos de nuestro lenguaje, ya que pueden aprender a seguir órdenes verbales”, asegura Berns. «En última instancia, lo único que desean los perros es satisfacer a sus dueños y, a ser posible, recibir elogios o premios en forma de comida». Un aspecto a tener en cuenta es que los cerebros de los perros tienen diferentes tamaños; evidentemente, no es lo mismo el de un chihuahua que el de un pastor alemán.

No solo cuenta lo que dices, sino el tono. Saben si se trata de un reproche o una recompensa por algo que han hecho

Esta no es la primera investigación que se realiza sobre el tema. La ciencia ya ha hecho esfuerzos anteriores por descubrir si los perros son capaces de entender el lenguaje humano hablado. En 2016, un equipo de investigadores húngaros repitieron más o menos el mismo proceso: se escaneó el cerebro de un can mientras escuchaban la voz de su amo o entrenador, y descubrió que solo saben interpretar lo que hablamos al hablarles con una entonación que indica un elogio o bien un enfado. «No solo cuenta lo que dices, sino el tono. Conocen si se trata de un reproche o una recompensa por algo que han hecho», afirmó Attila Andics, principal autor del estudio e investigador de la Universidad Eötvös Loránd, a ‘The Guardian’.

Por último, volviendo al primer estudio, hay que puntualizar que tampoco está demostrado que las palabras habladas sean las más efectivas a la hora de mejorar y fortalecer la comunicación con tu mascota. De hecho, otra investigación reciente, mencionada por ‘The New York Post’ y realizada por el mismo equipo, probó que el sistema de recompensa neuronal de los perros está más en sintonía con las señales olfativas y visuales que con las verbales. «Cuando las personas quieren enseñarle un truco a su perro, tienden a usar una señal verbal ya que eso es lo que preferimos los humanos. Sin embargo, desde la perspectiva del perro, una visual sería mucho más efectiva«, concluye Ashley Prichard, autora principal del estudio húngaro.

Fuente: https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2018-10-21/perros-animales-entender-las-palabras-humanos_1632198/

Mantelos siempre identificados. Visita Pinpet.com para ver todas las opciones en collares, placas, arneses y mucho más. Todo para tenerlo identificado en caso de que se pierda. Disminuye el tiempo de recuperación de tu mascota al tener un número de contacto visible en su collar, placa o accesorio.

www.pinpet.com

 

 

 

¿Por qué debes cuidar la boca de tu perro?

Hábitos como el cepillado diario mejoran su salud global de tu perro.


¿Por qué debes cuidar la boca de tu perro?
Cuatro de cada cinco perros sufren problemas periodontales (Rasulovs / Getty Images/iStockphoto)

¿Cuándo fue la última vez que revisaste la boca de tu perro? Si la respuesta te genera duda o sorpresa formas parte de la gran mayoría desinformada propietarios de mascotas. Según indica el estudio “Hábitos de los españoles en la higiene oral de los perros”, elaborado por Pedigree y con la colaboración de Avepa (Asociación de veterinarios españoles especialistas en pequeños animales), el 70% no se preocupa por su higiene bucal.

Sin embargo, de su cuidado diario depende mantener su higiene y su salud global. El 72% de los dueños sabe que los problemas relacionados con la salud bucodental pueden comportar mayores afecciones, aunque solo el 11% cree que necesitan la misma atención que los humanos.

Buenos hábitos

Problemas tan comunes como el mal aliento en pueden prevenirse y solucionarse con una rutina correcta. Según Javier Collados, odontólogo veterinario: “Hay que realizar la higiene oral en casa, a través del cepillado y revisar la boca una vez a la semana, además de acudir a la clínica una vez al año”.

Sin embargo, solo el 14% de las familias con perros son conscientes de que hay que cepillar sus dientes una vez al día y el 57% piensa que la comida en seco es suficiente para mantener una buena higiene bucal. ¿La consecuencia de este desconocimiento? Que el 53% de los perros tienen algún problema bucal a lo largo del año.

“Los cuidados en casa pueden marcar una gran diferencia en la enfermedad periodontal, ya que los buenos hábitos higiénicos la previenen. Sin embargo, es importante señalar que cualquiera de los métodos que usemos han de aplicarse a largo plazo”, incide Clemente.

Exige paciencia y dedicación, pero los expertos recomiendan lavar la dentadura canina una vez al día. Entre los consejos para que el mejor amigo permita el proceso, están el uso de pasta de dientes para perros y darla a probar antes de introducir el cepillo, así como realizar el proceso en un espacio tranquilo con pocas distracciones.

“Además del cepillado de los dientes, que es la medida más efectiva para la prevención, hay productos masticables, geles o dietas para disminuir la acumulación de placa, ya sea por medios mecánicos o por los ingredientes que contienen”, comenta Clemente.

Prevención

Aunque la salud bucodental del perro se asocia principalmente con el sarro y la halitosis, también se relaciona con otras consecuencias más graves. “El mal olor, la pérdida de alguna pieza, babeo excesivo o la presencia de sangre son señales de que hay alguna patología en la cavidad oral y deberían ser motivo de consulta”, indica el director científico.

Asimismo, revisarla puede ayudar a identificar tumores en la boca, un lugar frecuente de aparición en los perros . “El 90% de los que se detectan en una fase inicial se curan”, añade Pachi. Según comparte el especialista, los signos son similares a los de la enfermedad periodontal: “Mal olor del aliento, babeo o presencia de sangre en el comedero” por lo que es importante poder examinar la boca con detalle”. Ante cualquier masa o úlcera, es esencial acudir al especialista.

El 42% de los propietarios considera al veterinario como el mejor asesor sobre los problemas de salud bucodental. Por ello, en octubre se desarrolla el “Mes de higiene oral”, una iniciativa desarrollada por Pedigree que pretende mejorar la calidad de vida de las mascotas.

Hasta el día 31 de octubre, centros veterinarios de todo el territorio nacional ofrecen una revisión dental gratuita y comparten las pautas de higiene para realizar en casa.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/vivo/20181012/452288878292/cuidar-boca-perro.html

Mantelos siempre identificados. Visita pinpet.com para ver todas las opciones en collares, placas, arneses y mucho más. Todo para tenerlo identificado en caso de que se pierda. Disminuye el tiempo de recuperación de tu mascota al tener un número de contacto visible en su collar, placa o accesorio.

Perros – Seis incidentes comunes y cómo resolverlos.

¿Qué ocurre si tu perro ataca a un niño?, ¿y si necesita asistencia veterinaria? El comparador de seguros de mascotas Acierto.com arroja luz sobre estas cuestiones

Cada año se producen en nuestro país más de 16.000 percances relacionados con mascotas, principalmente con perros, que protagonizan el 96 por ciento de los sucesos.

Con motivo de la celebración hoy del Día Mundial de los Animales, una jornada que recuerda sus derechos y necesidades, el comparador de seguros Acierto.com ha analizado los accidentes más habituales protagonizados por animales de compañía.

Los percances más frecuentes con perros son:

1- Asistencia veterinaria. Actualmente casi 7 de cada 10 peticiones en los seguros de mascotas están relacionadas con prestaciones veterinarias. Y es que solo nuestro hogar ya está lleno de dificultades y peligros para ellos: plantas o productos de limpieza con los que se pueden intoxicar, objetos pequeños que pueden tragar, cables, hornos calientes, etcétera. Actuar con rapidez cuando nuestro pequeño peludo enferma resulta fundamental, sobre todo si contrae una enfermedad que implica una hospitalización -con los gastos adicionales que eso implica si carecemos de la póliza adecuada-. Por fortuna, los seguros de esta clase suelen cubrir exploraciones, intervenciones, cuidados post-operatorios, la castración y tratamientos similares. Incluso el mercado ha alumbrado un nuevo tipo de seguro: los seguros veterinarios específicos para este tipo de cuestiones.

Entre las enfermedades graves más comunes encontramos el moquillo, la enfermedad del parvovirus canino, la hepatitis vírica, el cáncer, la mastitis, la piometra -solo afecta a hembras no esterilizadas-, y la torsión gástrica. Otras frecuentes son las alergias, cistitis, otitis e inflamaciones parecidas. En todo caso es importante revisar las condiciones de cada póliza, pues pueden existir diferencias notables entre contratos por el mismo precio.

2- Desperfectos en casa. Por fortuna, entre las coberturas habituales de los seguros de hogar se encuentran los daños causados por tu animal de compañía. También existen seguros multirriesgo que amplían estas coberturas.

 

3- Ataque a una persona. Cuando se acoge a una mascota también se adquiere la responsabilidad de responder ante los accidentes o daños a terceros que pueda ocasionar. Y es que su comportamiento puede llegar a ser imprevisible. Se aplica el mismo criterio que en la situación anterior. No obstante, cabe comentar que el asunto varía si tienes un perro objetivamente peligroso. En función de la comunidad autónoma es posible que tengas que contratar un seguro específico. Además, los de responsabilidad civil son los percances más caros. Aquí entran también las peleas entre perros y los accidentes de coche. Algunas pólizas incluso contemplan la asistencia jurídica.

 

4- Accidentes de coche. Según los datos recabados por Acierto.com 1 de cada 4 conductores reconoce haberse distraido al volante por culpa de su mascota. Esto puede suceder por falta de precaución, pues hasta el 32% lo deja suelto por el interior del habitáculo. Razón de más para transportarlo con las medidas adecuadas establecidas en el Reglamento General de Circulación.

 

5- Fallecimiento. No podía faltar en esta lista el fallecimiento de la mascota; un duelo que además implica cuestiones logísticas como la retirada del cuerpo. Un seguro de mascota se hará cargo de su retirada, aunque las prestaciones pueden variar en función de la comunidad autónoma. En algunas existe hasta una prestación por indemnización. Razón de más para comparar los diferentes servicios que nos brinda cada una.

6- Robo o pérdida. Algunas aseguradoras ayudan a encontrar a tu pequeño y se hacen cargo de todos los gastos derivados. Si te la roban es probable que te indemnicen por su valor total o parcial. En todo caso y vistas todas estas situaciones, lo más importante es que cuidemos adecuadamente de nuestro animal de compañía, tanto en todo aquello que tiene que ver con su salud y la prevención de enfermedades, como en su educación.

Recuerda mantenerlos siempre identificados. Visita nuestra web para ver todas las opciones de identificación. www.pinpet.com

Fuente: https://www.larazon.es/sociedad/seis-incidentes-comunes-con-perros-y-como-resolverlos-GG20044750

Los cuatro problemas de comportamiento más comunes en los perros.

Una solución efectiva exige conocer el detonante de la conducta

Si salir a dar un paseo tranquilo con la mascota se ha convertido en utopía y llegar a casa supone cada día una desagradable sorpresa es muy probable que tu perro padezca un problema de comportamiento. “Se considera así, cualquier conducta de un animal doméstico que pueda ser molesta para el propietario”, indica Ángela González, Presidenta del Grupo de Especialidad Etológica Clínica de Avepa.

Tirar de la correa, los ladridos excesivos o destrozos en el mobiliario son pautas bien conocidas por familias con integrantes caninos. “Cuando se comportan de esta manera es consecuencia de diversos factores como el aprendizaje o el trato que ha recibido durante las primeras etapas de vida”, aclara Tomás Camps Doctor en veterinaria y director de Etovets.

Hemos identificado cuatro de los problemas de conducta más comunes y tres etólogos comparten los métodos para solucionarlos.

1. Tirar de la correa

¿Has enseñado alguna vez a tu perro cómo debe comportarse cuando sale con la correa? Si no es así, probablemente sufráis este inconveniente. “Si comparamos la correa con un coche, ésta no debe ser nunca el volante, sino el cinturón de seguridad. Solo debe ser efectiva por si el animal se descontrola”, explica Camps que añada que el cánido siempre debe ir junto a su propietario.

Entre las motivaciones que llevan al animal a tirar durante los paseos, son comunes la alegría excesiva o el miedo por salir a la calle. “Si está asustado, quiere volver a casa y tira. Esto puede suceder por una incorrecta socialización o el temor ante situaciones nuevas. Pero también ocurre lo opuesto, que el animal esté tan contento que tira por ello”, matiza Tomás que alude a la agresividad con otros perros como otra causa.

Para quienes nunca hayan enseñado a caminar a sus mejores amigos con correa, pueden ayudarse de técnicas de recompensa. Hacer que el perro se coloque al lado con un movimiento y darles un premio. “El cánido aprende a que si camina a una distancia prudencial va a recibir una recompensa. Si avanza, paramos y no decimos nada. Queremos que recupere la posición y entonces volvemos a recompensar”, recomienda el etólogo.

2. No acude a la llamada

Hay mascotas que no quieren que el paseo por el campo y el tiempo de juego en el parque termine, por lo que hacen caso omiso a la llamada de su dueño continúan la diversión. Pero hay otros motivos. “Puede ser tan sencillo como que no conozca la señal. En estos casos, cuando el propietario lo alcanza, suele regañarle, por lo que el animal asocia la llamada con un castigo. Otras veces, lo vinculan con el final de la diversión, por lo que intentan alargarlo”, comenta Marta Amat, doctora en medicina veterinaria de Companion Animal Welfare Education Centre.

Para lograr una respuestas efectiva, la doctora recomienda enseñar la orden primero en casa. “En la cocina, por ejemplo, atado con una correa larga, le enseño un premio y digo la palabra. Cuando acude, se lo doy”, indica. Esta sería la primera fase, una vez integrada habría que repetirla en un ambiente con pocos estímulos, primero con correa y luego sin ella. La última etapa se desarrollaría en el lugar real.

3. Necesidades dentro de casa

Si tu mascota ya no es un cachorro y sigue haciendo sus deposiciones en casa, ha desarrollado un trastorno de comportamiento. “Esta puede ser una de las formas de manifestar la ansiedad por separación cuando se queda sola”, dice Marta. Aunque puntualiza que también puede tratarse de un aprendizaje inadecuado. “La señal más obvia ante este caso es que suele hacerlo por todas partes. Incluso a veces cerca de donde duerme o donde come”.

Es una de las consecuencias de habitar un espacio limitado durante la etapa de cría, por ejemplo, una jaula. “Cuando están aprendiendo, defecan en todos sitios menos donde comen y duermen. Luego eligen un lugar para hacerlo. Pero si no disponen de espacio adecuado no desarrollan los hábitos correctos”, añade la médico veterinario. Asimismo existen causas médicas que desencadenan el problema, como disfunciones cognitivas o problemas de riñón.

Salvo en este último caso, lo más efectivo es la prevención. “De cachorros hay que prepararles un plan. Crear una zona con cesta y comida en un lugar y en el extremo opuesto la zona con empapadores”, señala Amat. No obstante, es importante no regañar. “Hay perros que lo hacen cuando están solos para evitar el castigo. El perro no lo entiende y en ocasiones se come las heces para eliminar pruebas”, concluye.

4. Morder el mobiliario

Si se ensaña con los muebles, la conducta de juego puede ser el desencadenante, sobre todo en especies jóvenes. “Un perro no distingue con qué objetos de la casa puede o no jugar a no ser que se lo enseñemos. Además, si se les regaña cuando están mordiendo algo que no deben, aprenden que es mejor destrozar cuando el propietario no está delante”, comparte Ángela González.

La implicación del dueño está muy relacionada con la solución de este problema. “Debemos asegurarnos de que las necesidades del animal están cubiertas, se le debe proporcionar ejercicio adecuado, disponer de juguetes, se recomienda rotarlos para que no se aburran y utilizar tipologías interactivas, en los que se les puede esconder comida”, continúa. Además, los perros han de tener una estimulación social suficiente, deben pasar tiempo de calidad con su propietario y otras personas o perros.

Este problema se relaciona también con ansiedad por separación debido a un apego incorrecto con los propietarios. “En este caso, suele suceder en todas las salidas, incluso con las de corta duración”, añade Tomás.

Para solucionar este síndrome es necesario contar con la ayuda de un profesional, ya que el tratamiento implica con frecuencia la aplicación de fármacos. Como parte del proceso, hay que educar al animal a quedarse solo en casa y que sepan reconocer cuándo va a ocurrir. “Cuando se va a abandonar la casa, se deja una señal, como un pañuelo o un papel en la puerta. La ventaja que esto le da al animal es que cuando la no está se puede relajar. Si esto no se hace o si se intenta engañar al perro, se crea imprevisibilidad en la salida, el perro se vuelve nervioso todo el día”, comparte el experto.

Las fobias a fenómenos como tormentas o fuegos artificiales pueden provocar también esa reacción. “Las mascotas reaccionan intentado huir o esconderse, para lo que, en ocasiones, arañan o morder puertas o ventanas”, manifiesta González. Según la especialista, el tratamiento depende de la intensidad del miedo y suele implicar pautas como la elaboración de un lugar en el que el animal se sienta más seguro, y en ocasiones, medicación para aliviar el sufrimiento.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/vivo/20180928/452063679693/cuatro-problemas-comportamiento-comunes-perros.html

 

Cómo actuar al ver un perro perdido o abandonado

Hay diferentes métodos a tener en cuenta, dependiendo de si el animal tiene o no placa de identificación.

En caso de encontrar un perro sin dueño por la calle, hay que tener cuidado a la hora de actuar con el animal, ya que no sabes cómo va a reaccionar. Para evitar que se asuste y huya de tu presencia, es importante acercarse poco a poco y sin realizar movimientos bruscos.

Una vez el perro esté cerca de ti y esté calmado, puedes revisar si dispone de collar e intentar sujetarlo. Para ello, podrías usar una correa o una cuerda o, si no tienes ninguna a mano, también puedes tratar de agarrarlo del collar directamente.

Por otro lado, si el can se muestra agresivo o está en un mal estado de salud, lo mejor que puedes hacer es permanecer cerca de él y llamar a las autoridades para que se encarguen del asunto. Además, dependiendo de la situación del perro, hay que actuar de diferentes maneras.

Cuando el perro tenga chapa

Lo usual es que el perro disponga de una chapa que sirva como identificación, con su nombre y un teléfono de contacto. En caso de que el número esté actualizado, el dueño responderá rápido y podrás darle a conocer dónde se encuentra su mascota.

Asimismo, hoy en día hay chapas más modernas que cuentan con un código QR en sustitución de la información. Para poder escanear el código, tan solo necesitarás un smartphone, a través del cual accederás a los datos de identificación que haya dejado el propietario.

Existen muchos modelos de placas y collares dentro de este distribuidor en la web para identificar a tu mascota:  www.Pinpet.com

¿Y si no tiene chapa?

En el caso de que el perro no tenga chapa o la chapa no sea suficiente para identificar al animal, lo primero que puedes hacer es esperar un poco en el lugar por si aparece el amo.

Si el dueño no da señales de vida, el siguiente paso puede ser ir con el perro a una clínica veterinaria, donde pueden analizar de forma gratuita si dispone de microchip para localizar a los propietarios. Incluso, el veterinario podría conocer al animal y tener el contacto de los dueños.

Otra decisión que se puede tomar es llamar a las autoridades, ya que el dueño puede estar buscando a su mascota y podría haber llamado con anterioridad para avisar de que su perro está perdido.

Si ninguno de los métodos facilita la búsqueda de los dueños, o el veterinario o las autoridades llamarán al servicio de recogida de perros abandonados o perdidos. Después, el animal será trasladado a una perrera municipal o a una protectora.

Perros sin identificación

Cuando un perro no dispone ni de chapa ni de microchip, lo más probable es que lo hallan abandonado. También puede estar simplemente perdido, pero al no tener identificación es muy complicado encontrar a los dueños. Ante esta situación, se pueden seguir diferentes vías.

En primer lugar, podrías contactar con las protectoras locales, por si ha habido alguna llamada para avisar de la desaparición. En caso contrario, una decisión que puedes tomar es quedarte con el perro un tiempo y difundir la situación del can con el objetivo de que aparezcan los dueños o de que otra familia decida adoptar al animal. Asimismo, puedes ofrecer tu propio hogar para el perro y terminar haciéndote cargo de él.

Fuente: https://www.diariodeibiza.es/vida-y-estilo/mascotas/2018/08/22/actuar-ver-perro-perdido-o/1009377.html

Por qué les operan las orejas y las colas a los perros.

Aunque es una práctica cada vez menos frecuente, la modificación estética de las mascotas se sigue haciendo; razones y problemas.

Foto: Shutterstock

Se supone que el hábito de cortarle la cola y las orejas a algunos perros empezó con los romanos, que creían que las largas colas peludas eran la causa del contagio de las pulgas y la rabia. Luego, por otros motivos, fueron los campesinos. Después los cazadores y por último los criadores de perros de pelea, que así los prevenían de convertirse en presa fácil de adversarios. Los criadores de perros para exhibición también se sumaron a la práctica. Hoy no importa si el perro en cuestión vivirá en un departamento en Once y nunca necesitará pelear, ni cuidar un establo, ni desfilar ante un jurado: muchos pasarán bajo el bisturí para continuar con el hábito.

La amputación tiene detractores y defensores. El consenso veterinario indica que es una practica cruel solo limitada a la cosmética y que priva al perro de sus atributos de comunicación -emisora y receptora- y equilibrio, entre otras cosas.

Los criadores, en cambio, aseguran que además de verse «bien», enaltece y purifica la raza y refuerza algunas partes del sistema inmunológico. Para lo que algunos es sinónimo de estilo, de estética o de instrumento de lucha, para otros es cirugía animal innecesaria. Tan es así que en Australia y en la mayor parte de Europa la práctica fue prohibida. En Argentina el hábito es irrestricto y en Brasil solo se permite para casos de perros «de trabajo».

«Si por cirugía estética se entiende el corte de orejas y de cola, en las mascotas no debería tener ningún lugar. Si bien el país hay veterinarios que los hacen, por suerte son muy pocos. Este tipo de cirugía, al ser mutilante y sin finalidad terapéutica, cada vez tiene menos demanda, tanto por la toma de conciencia de la gente, como por el cambio de postura de las asociaciones cinológicas. Por ello tanto en el país como en el mundo hay una tendencia a no realizarlas», explica Sabas Hernández, profesor titular de la Cátedra de Cirugía de la Facultad de Veterinaria de la UBA.

El impacto en los propios perros se conoce, pero resulta que también impacta en la gente. ¿Quién no se sintió un poco inquieto ante la cercanía de uno de ellos -sobre todo si hay niños cerca-, aunque el perro esté tranquilísimo? Es que un doberman amputado es tan normal que lo que llama la atención es su ausencia. ¿Cuantas veces vemos un doberman con cola y orejas sin cortar y no lo reconocemos?

Un doberman con la orejas operadas

Foto: juanedc/Flickr bajo licencia CC BY 20

Rabo corto

La investigadora canadiense Katelyn Mills de la universidad de British Columbia develó a través de un estudio que el hábito está tan extendido que en su país y en Estados Unidos una gran mayoría de gente entiende que dobermans y boxers nacen así, con el rabo cortito y las orejas puntiagudas. Su conclusión es que la gente no quiere saber sobre esas cosas incómodas, como tampoco quieren conocer en detalle cómo se los interviene «para que queden más lindos». También sugiere que eso se debe a que los propios criadores y veterinarios en esos países se manejan con discreción: prefieren no dar a conocer que sus productos fueron manipulados por tijeras.

Es que más allá de lo que pasa en los animales, Mills estudió lo que sucede en las personas y notó que la presencia o falta de alguno de sus órganos modifica no solamente el vínculo entre ellos, sino entre ellos y nosotros e incluso entre los propios seres humanos.

Según la investigadora, esto se nota sobre todo en los niños, pero también en adultos: uno no reacciona de la misma manera ante un doberman con orejas estilo militar y cola cortada que ante uno idéntico pero con orejas caídas y cola entera. En el último caso no sólo entendemos mejor sus intenciones sino que también nos resuelve nuestra propia conducta a seguir. O sea que si alguien tiene frente a sí un doberman amputado, por muy manso que sea y muchas ganas de jugar que tenga, es muy probable que nadie se acerque a él por su presencia intimidante.

En su investigación, Mills también descubrió que la presencia de un perro cortado impacta de un modo tan discordante que incluso promueve conflictos entre sus dueños y los de otros perros, aunque entre los propios perros se lleven fenómeno.

Influencia estadounidense o europea

Las ablaciones no son exclusivas de los doberman: los Boxer, el Schnauzer y hasta el Grifón de Bruselas pueden pasar por el quirófano con fines que, a esta altura, son más culturales que relacionados con el equilibrio natural o con atributos de funcionalidad. ¿Cómo medir el dolor del animal? Difícil, pero otro estudio citado por Mills afirmaba que la intervención es dolorosa: de 50 cachorros evaluados los 50 gritaron y trataron de zafarse de las manos que manipulaba el cuchillo. También evaluaron una población de dobermans sin intervenir: las heridas e infecciones a las que supuestamente están expuestos son prácticamente inexistentes.

Según Hernández, «desde el punto de vista quirúrgico, son operaciones de baja complejidad, sin dolor durante el procedimiento con la anestesia adecuada, pero con posoperatorios dolorosos, sobre todo el corte de orejas y, como todo procedimiento quirúrgico, nunca están exentos de complicaciones». Tampoco, asegura, existe evidencia científica que sea beneficioso para la raza.

Javier Fariña, director del Registro Genealógico de la Federación Cinológica Argentina, juez de la raza, explica que la Federación no prohíbe competir a animales con orejas y colas largas, y que cada vez son más. Sin embargo, el sitio web del Club de los Doberman (del que fue presidente) exhibe fotos de todos los campeones de sus competencias, y todos están operados.

«Es que en la Argentina la crianza de la raza tiene una fuerte influencia norteamericana, al contrario que en otras razas que tienen más influencia europea», dice, y admite que ese es el criterio estético. Es decir, que el estándar de excelencia de los criadores y jurados de esta raza implica la amputación de la cola y parte de sus orejas, que así se consagra la belleza de la raza. Hernández no está demasiado de acuerdo. «La estética es algo perteneciente o relativo a la percepción o apreciación de la belleza, por ello totalmente subjetiva. Dependiendo de quién y cómo la realice, puede ser una práctica cruel, aunque en realidad, cruel no sería la práctica, sino quien la realiza».

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1951319-por-que-les-operan-las-orejas-y-las-colas-a-los-perros

Consejos para no tener ni un pelo de mascota.

consejos-para-no-tener-peloLos mejores trucos para combatir los pelos de mascota en casa

Una mascota te hace compañía, te da calor en invierno,  te anima en los días más grises, te da cariño, amor incondicional… ¡y te deja la casa llena de pelos! Esto último es inevitable. Tanto si se trata de un perro como de un gato, lo normal es que tus muebles y tu ropa acaben llenos de pelillos que serán difíciles de quitar.

Este es un problema importante, sobre todo para los alérgicos. Aunque más allá de los estornudos, a nadie le gusta llegar al trabajo y que su jersey nuevo tenga más pelos que Chewbacca. Hoy en el blog vamos a recoger algunos de los mejores trucos para luchar contra los pelos de mascota.

En primer lugar, y aunque suene a tópico, es importante cepillar diariamente al animal. Podemos incluso aprovechar cuando estamos fuera de casa para pasar la mano a contrapelo y quitar todo el pelo muerto antes de subir a casa y que acabe en nuestro sillón. Además de esto, toca aspirar o barrer la casa cada semana, obviamente.

Eso sí, una vez que el pelo se ha instalado en nuestro sofá, en la cama, la alfombra o en nuestra ropa… tenemos que recurrir a esos ‘trucos estrella’ para dejar las superficies como nuevas. ¿Tenéis vosotros alguno que nos podáis contar? Os animamos a dejar un comentario para que todo el mundo pueda probarlo.

Mientras tanto, nosotros os dejamos varios consejos que os pueden ayudar:

1)      Paños o una esponja mojada: con este mecanismo conseguimos que el pelo se vaya haciendo bola y sea mucho más fácil quitarlo con la mano y tirarlo a la basura.

2)      Rodillo o cinta adhesiva: Tenemos la opción de comprar uno de esos rodillos fabricados especialmente para este cometido. Este aparato se pasa sobre la ropa y quita buena parte de los pelos que se han pegado a la ropa o a las mantas. Ahora bien, si no queréis dejaros dinero en uno de estos rodillos, recomendamos probar a hacer lo mismo con un rollo grande de cinta adhesiva. Veréis lo bien que funciona…

3)      Globo o guantes de látex: Por último, podemos recurrir al poder de la electricidad estática. Con un globo hinchado y agitado o con un guante de látex conseguiremos sacar esos últimos pelos que se niegan a acabar en la basura.

Finalmente, es muy importante vigilar de vez en cuando que con no se obstruyan los filtros de la aspiradora, del aire acondicionado y de la calefacción. A ver si los pelos de nuestra mascota nos van a salir demasiado caros…

Fuente: http://homesapiens.es/2016/05/los-mejores-trucos-para-combatir-los-pelos-de-mascota-en-casa/

Deje que los perros sigan siendo perros.

COCINAR PARA TU PERROHumanizar a los animales de compañía  puede traer problemas conductuales.

Animales con el pelo tinturado, esmalte, disfraces, zapatos, en coche para bebés… esto hace parte de la antropomorfización o humanización que, como responsables de nuestras mascotas, les estamos imprimiendo a nuestros perros, y así los alejamos de su ser. Humanizar a los perros trae consigo problemas conductuales que pueden llegar a afectar a la familia, pues en muchos casos pierden su norte como perros, se pueden volver agresivos y el vínculo animal-humano se daña.

“Cuan más claras tengamos sus necesidades de especie, más fácilmente podremos interactuar con nuestros animales de compañía sin dejar de ser ellos caninos y nosotros humanos”, afirma la etóloga Carolina Alaguna, asesora del programa Pedigree Adóptame.

En este sentido, atribuirles cualidades humanas a los perros puede traer varios problemas en temas de convivencia, tanto por la manera en que se les trata (como si fueran bebés o niños pequeños, que no lo son), como por actitudes que inocentemente suelen asumir sus responsables y que eliminan sus comportamientos naturales.

“Esto no es sano para los perros. Al sobreprotegerlos, ponerles ropa incómoda, disfraces, zapatos, llevarlos en coches para bebé con la idea de que ni siquiera puedan tocar el piso, tinturarles el pelo y colocarles gafas, por ejemplo, lo que hacemos es afectar negativamente su naturaleza de perro”, agrega Alaguna.

Como acudientes, debemos permitirles a los perros comportamientos propios de su especie, como que huelan a otros, jueguen, ladren o gruñan, ya que es lo natural y se fortalecen las actitudes positivas.

Restringirles a los perros sus conductas naturales produce afectaciones en su salud y vida normal, se puede llegar a males como ansiedad, miedo, inseguridad y agresividad tanto con perro como con sus propios amos.

No obstante, hay que recordar que los perros necesitan de un líder que les indiquen normas y reglas claras. “No podemos un día permitirles algo y al día siguiente negarles la misma conducta”, explica la etóloga.

Asimismo, engrosa cifras de abandono por el nivel de humanización al que se llega, pues el perro puede ser dominante y caprichoso y tener un amo permisivo y condescendiente.

Sin embargo, antes de llegar a tomar una decisión lamentable como el abandono es conveniente hacer revisar al perro por un médico veterinario que descarte males de tipo neurológico, tumores, daño renal o dolor agudo.

Claves para fortalecer lo positivo

– Es ideal que los cachorros permanezcan junto a su madre hasta mínimo los dos meses, así el periodo de impregnación (transmisión de información de especie) es exitoso.
– Actividad física con sus pares; los perros necesitan compartir no solo con humanos para fortalecer sus conductas positivas a través de rituales de jerarquía (permitirles olerse).
– Exponerlos a diferentes estímulos, como personas, niños, olores, formas, otras especies…
-Darles afecto, especialmente cuando estén tranquilos y no haya signos de ansiedad.

Un principio de libertad

Es importante saber que muchas conductas que tenemos como amos pueden recaer en maltrato animal, así que es vital conocer las cinco libertades de los animales para no errar.

1. Libres de pasar hambre o sed.
2. Libres de pasar sufrimiento o incomodidad
3. Libres de lesiones, dolor o enfermedad.
4. Libres para expresar una conducta normal (ladrar, oler).
5. Libres de temor o estrés.

Fuente:

http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/gente/problemas-conductuales-en-los-perros/16721421